Las VPN podrían dejar de ser seguras para descargar torrent y ver Netflix

Descargar torrent sin una VPN es una actividad de alto riesgo en países como Estados Unidos o Alemania. Las asociaciones de protección de derechos de autor monitorizan las direcciones IP que comparten contenidos protegidos, y automáticamente avisan a los operadores para que alerten a sus usuarios de que pueden multarles por compartir el contenido. Las VPN ayudan a evitarlo, pero eso puede cambiar pronto.

Las VPN permiten a un usuario esconder su dirección IP real, así como simular que estar accediendo a una web o servicio desde otro país. Con ello, puede proteger su identidad y asegurarse de que no va a recibir denuncias, a cambio de que la red pueda navegar algo más lenta. Eso permite a personas de países con legislación más férrea poder descargar torrent sin recurrir a otras alternativas como usar un seedbox.

En los últimos años, las demandas contra los operadores suelen llevarse a cabo cuando no consiguen identificar o desconectar a usuarios que infringen los derechos de autor. Recientemente, estas demandas han empezado a expandirse para incluir a las VPN como objetivo, ya que la gran mayoría no identifica a usuarios.

Demandan a las VPN por «facilitar» la piratería

Las empresas cinematográficas han demandado en concreto a cuatro servicios de VPN por cooperar en la infracción de derechos de autor: Surfshark, VPN Unlimited, Zenmate y ExpressVPN. Estos servicios no sólo permiten a los piratas esconderse, sino que los demandantes afirman que favorecen la piratería al permitir acceder a contenidos de pago de otros países en plataformas de streaming como Netflix. A su vez, también permiten saltarse bloqueos regionales de páginas web.

ordenador con VPN

De hecho, muchas de estas plataformas publicitan el hecho de que permiten saltarse las restricciones regionales de estas plataformas para ver contenido que no está licenciado de manera legal en un país. En la siguiente imagen se puede ver como ejemplo una captura de VPN Unlimited.

Además de publicitar el acceso a Netflix de Estados Unidos, estas plataformas también publicitan el hecho de que permiten llevar a cabo descargas de películas sin ser detectados. De hecho, en algunas webs como YTS.movie, se puede ver cómo la propia web recomienda que se use Express VPN, aunque no se sabe si porque tienen acuerdo publicitario o simplemente YTS cree que se trata de un buen servicio.

Quieren que registren actividad y bloqueen webs

Las VPN no registran datos de actividad de los usuarios. Gracias a ello, incluso cuando un juez se los pide, no los pueden facilitar. Los usuarios están agrupados en una misma dirección IP, por lo que no es posible saber quién es responsable de cada actividad. Por ello, quieren exigir que las VPN registren los datos de actividad de los usuarios para cedérselos al juez en caso de que los pidan.

También quieren que se empiece a bloquear el acceso a las páginas web pirata que aparecen en el listado del US Trade Representative, como The Pirate Bay, RARBG, 1337x y Popcorn Time. Por último, también quieren que se expulse a usuarios que reciban tres notificaciones de copyright en menos de 72 horas.

Por todo esto, las empresas cinematográficas creen que las VPN pueden ser responsables por contribuir de esta manera a las infracciones de derechos de autor, y quieren recibir compensaciones por ello. Este juicio podría cambiar por completo la forma en la que funcionan las VPN, que son clave para navegar de manera segura a nivel mundial, por lo que estaremos atentos a su resolución.