Descubren un nuevo truco para identificar a piratas que descargan torrent

Ayer recogíamos que las asociaciones antipiratería están buscando cada vez más métodos para identificar a piratas o evitar que operen webs en primera instancia. Esta semana anunciaron que quieren que se identifique a cualquier persona que registre una web o contrate servicios de CDN. Ahora, han encontrado una nueva vía para identificar a piratas más rápidamente si se les pilla descargando torrent.

Una de las vías más comunes para acusar a los usuarios de piratería es a través de torrent. Al compartir un torrent, nuestra dirección IP pública aparece en los enjambres. Si una asociación la recopila, puede luego solicitar a un juez que pida a un operador que identifique al usuario propietario de la línea cuya IP ha sido descubierta compartiendo contenido. Este método, sin embargo, no garantiza dar con el autor, ya que puede haber usado una IP pública o haber hackeado una red WiFi.

Ahora tardarán menos en identificar a piratas

Sin embargo, ahora han encontrado un pequeño vacío legal que hace más rápido el proceso. En lugar de registrar una demanda por saltarse las leyes de derechos de autor, un abogado solicitó una citación de DMCA en nombre de varias empresas cinematográficas. Así, las empresas solicitaron al operador Hawaii Telecom que identificase a 25 usuarios cuyas direcciones IP habían sido descubiertas compartiendo las películas de Hellboy, Angel Has Fallen, The Hitman’s Bodyguard, entre otros títulos.

Estas citaciones de DMCA no tienen que ser revisadas por un juez, donde se pueden firmar más rápido en periodos de tiempo que pueden llegar a ser de un solo día. Además, ahorra dinero y recursos, donde sólo cuesta 49 dólares frente a una reclamación tradicional, que alcanza los 402 dólares. A su vez, se evita tener que esperar a un juicio y todo el papeleo legal que ello conlleva, donde la citación sólo la tiene que firmar el secretario del juzgado.

El número de usuarios demandados podría dispararse

Hace un par de décadas, la asociación RIAA intentó una táctica similar, pero el operador se negó a identificar a los usuarios, ya que argumentaron que las citaciones de DMCA sólo son válidas cuando un servicio almacena o enlaza a obras protegidas, no cuando simplemente están intercambiando tráfico.

Sin embargo, ahora parece que sí se admite este trámite, y por tanto se abre una nueva vía para que se vaya aún más contra los usuarios que utilizan el torrent para compartir archivos protegidos. Hacer un trámite en un día en lugar de en semanas o meses agilizará el proceso y puede hacer que se disparen las identificaciones.