Un vuelo para recordar: estos son los mejores drones para grabar vídeo

Los drones son uno de los dispositivos tecnológicos que más se han popularizado en los últimos años. Actualmente, puedes encontrar todo tipo de estos aparatos voladores con múltiples características, como botón de seguimiento y vuelta a casa o diferentes autonomías. Pero en el artículo de hoy nos vamos a centrar en los mejores drones para grabar vídeo que hay en el mercado. Para ayudarte a elegir, te traemos una serie de consejos para ayudarte a comprar tu primer dron y no morir en el intento.

¿Qué tipos de drones existen?

Lo primero que debemos tener en cuenta son los diferentes tipos de drones que existen. Con esta lista podrás conocer para qué sirve cada uno y qué características tienen, así que podrás hacerte una idea de cuál es el modelo que más se ajusta a tus necesidades.

  • Drones FPV. Su nombre proviene de las siglas FPV (Front Point of View) que significa que podrás ver por donde vuela el aparato en primera persona. Su sistema fue diseñado para drones de carreras y está optimizado para ofrecerte la mejor experiencia de cámaras con muy baja latencia y una alta calidad de imagen.
  • Drones voladores. Son los más comunes y se clasifican según el número de motores de que disponen en: Tricópteros (3 motores), Cuadricópteros (4 motores), Hexacópteros (6 motores), Octacópteros (8 motores), si bien son los de cuatro hélices los que han terminado siendo el estándar de la industria.
  • Ala fija. Este tipo de unidades cuentan con un motor, pero no lo usan durante el vuelo. Esto les permite disponer de una autonomía mucho mayor.
  • Otros modelos. También existen modelos subacuáticos y terrestres, que podrían interesarte para grabar vídeo.

Consejos a tener en cuenta

Los aspectos fundamentales que debes tener en cuenta para comprar un dron con cámara que te permita grabar vídeo son estos:

  • Autonomía. La característica estrella y en la que más debes fijarte. Este tipo de aeronaves aumentan su precio a medida que aumenta la duración de su batería… pero también podrás usarlas durante más tiempo y, por supuesto, grabar más contenido.
  • Resolución de la cámara. La mayoría ya vienen equipados con cámaras Full HD 1080p o incluso 4K, aunque algunos solo llegan a 720p. Por eso, este punto es determinante y deberás fijarte en que ofrezcan una resolución lo más elevada posible.
  • Sistema de transmisión. Al igual que en el punto anterior, existen sistemas de transmisión mejores que otros. Los drones FPV, por ejemplo, permiten una transmisión de vídeo muy eficiente, ofreciendo imágenes nítidas y con muy poca latencia. Son perfectos si necesitas ver lo que pasa desde el aire sin preocuparte de que la conexión pueda fallar.
  • Almacenamiento. Como ya sabrás, los archivos de vídeo ocupan bastante espacio de almacenamiento, por eso debes fijarte en que tu elección cuente con almacenamiento interno (o con una ranura para tarjetas SD).
  • Gimbal. El gimbal es, a grandes rasgos, un estabilizador mecánico que permite que la cámara se mueva en todas direcciones sin que esto afecte a la calidad de las imágenes. En drones profesionales, es un apartado vital para asegurar que las imágenes no saldrán movidas.
  • Peso. Por último, si no dispones de licencia, deberás mirar el peso máximo en vuelo de cada dispositivo (MTOW) para asegurarte de que es legal que lo manipules.

Otros aspectos en los que fijarte

  • Modo ‘vuelta a casa’. Si estás pensando en comprar un primer dron, una de las funcionalidades más interesantes es la del modo ‘vuelta a casa’, que te permitirá darle la orden de regreso a tu aparato por muy lejos que se haya ido.
  • Modo de seguimiento: Esta funcionalidad permite que el aparato te siga mientras caminas o corres. Es ideal para grabar planos mientras conduces o mientras haces algún tipo de actividad que implique desplazamiento.
  • Precio. Por supuesto, el factor precio es uno de los más determinantes a la hora de realizar una compra. Por eso, es importante que valores cuál se adapta más al uso que realmente vayas a darle para no invertir de más.

¿Se necesita una licencia para volar un dron en España?

En España, la legislación se ha actualizado en 2021 para eliminar la distinción entre el uso de drones por trabajo o por ocio. En cualquiera de los casos, la Normativa europea de UAS/drones establece cinco categorías de drones.

La clase C0 engloba a los drones con un MTOW (peso máximo al despegue) de 250 gramos y no requiere licencia, así como la clase C1, que incluye MTOW inferior a 900 gr y debe contar con un número de serie único al igual que los vehículos terrestres.

Para los drones de las siguientes clases, C2 (MTOW inferior a 4 kg), y posteriores C3, C4, C5 y C6, con MTOW inferior a 25 kg, sí que se requiere licencia.

Para pilotar estos drones se requieren las siguientes licencias:

  • Sin licencia. Los drones de menos de 250 gramos de peso están considerados en la categoría 0 y, por lo tanto, no requieren licencia, siempre que se cumplan unas medidas de seguridad básicas.
  • Licencia básica nivel 1. Para volar drones las clases C0 – C4 en categoría abierta.
  • Licencia básica nivel 2. Para volar drones de hasta 4 kg (clase C2) en subcategoría A2 de la categoría abierta.
  • Licencia profesional nivel 1. Permite volar drones de las clases C5 y C6.

Consejos para tu primer vuelo

Una vez que ya tengas tu flamante nuevo dron en casa, recuerda que existen algunas normas básicas de seguridad que debes tener en cuenta para los primeros vuelos:

  • Desembalaje. Si tu aparato tiene una cinta protectora para guardar las hélices o un casco para proteger el gimbal, deberás retirarlos antes de empezar a manipularlo.
  • Busca una zona segura. Lo siguiente es que busques un lugar apartado en el que poder hacer tu primer vuelo. Cuantos menos obstáculos, personas y edificios haya de por medio, mejor. Por eso es muy recomendable buscar una explanada en el campo o un aparcamiento al aire libre suficientemente amplio (y obviamente vacío) para empezar.
  • Despegue y aterrizaje. Si tu dispositivo cuenta con un sistema automatizado para estos dos momentos críticos, úsalo hasta que aprendas a despegar o aterrizar de manera manual. Esto te evitará algunos posibles desperfectos.
  • Práctica. Por último, antes de empezar a volar tu dron o realizar grandes desplazamientos, es conveniente pasar un buen rato probando distintos movimientos para familiarizarte con tu aeronave.

Los mejores drones para principiantes

Ahora que ya sabes los aspectos clave que debes tener en cuenta, vamos con una lista de los mejores drones para principiantes. Para ayudarte aún más en tu decisión, la hemos confeccionado atendiendo al uso que le puedes dar a cada uno para que sepas cuál es el ideal para ti.

Snaptain S5C: un cuadricóptero ideal para aprender

El Snaptain S5C es un modelo que ofrece buenas prestaciones a un precio muy comedido, con una cámara con resolución Full HD 1080p y un modo FPV, lo que garantiza una gran transmisión de vídeo, que podrás ver en tu smartphone gracias a su app. Al ser un modelo económico, es perfecto para aprender a controlarlo y que cualquier principiante pueda cogerle el manejo al mando (muy similar al de una videoconsola). Además, cuenta con un botón para hacer que despegue o aterrice de manera sencilla, lo que también es un plus.

Imagen del dron Snaptain S5C

Como punto a favor, incluye dos baterías que ofrecen una autonomía total de 16 minutos de vuelo (8 minutos cada una) y que le permiten alcanzar una altitud recomendada de hasta 30 metros. En definitiva, un modelo que cumple en calidad-precio y que no te importará estrellar… en caso de que eso ocurra.

Potensic P7 Mini: una gran opción para niños

Este dron para niños tiene un precio muy reducido, dos baterías que ofrecen hasta 20 minutos de vuelo (en conjunto) y un mando de dimensiones reducidas y fácil de utilizar al que se le puede acoplar un smartphone. Además, incluye una cámara con resolución 720p para que puedan grabar todas sus aventuras.

Imagen de un Potensic P7

El diseño del Potensic P7 Mini está optimizado para que sea más seguro para los niños, con protecciones en las hélices para evitar que estas se rompan al chocar contra una superficie. Por supuesto, por este precio renunciamos a algunas de las opciones más modernas, pero será más que suficiente para que los más pequeños se diviertan.

Los cuadricóptero con mejor cámara

Si eres un usuario avanzado y ya sabes todo lo básico para manejar este tipo de aparatos voladores, el siguiente paso para disfrutar de tomar imágenes con ellos pasa por hacerte con alguno de los siguientes drones.

DJI Mavic Pro Platinum: grabación 4K de alta calidad

DJI es una de las marcas más reconocidas y su modelo Mavic Pro Platinum cuenta con todas las prestaciones que cabe esperar de un dron de gama alta. Un diseño minimalista en aluminio, una batería que permite hasta 30 minutos de autonomía y una cámara autoestabilizada con resolución 4K a 30 frames por segundo, que permite sacarle todo el partido a los planos aéreos en movimiento.

Aunque es un cuadricóptero pensado para los usuarios más avanzados, dispone de 5 sensores de visión capaces de detectar obstáculos y también cuenta con GPS para realizar trayectos (y grabaciones) de manera autónoma. Gracias a que se puede plegar, podrás transportar esta aeronave fácilmente en tus viajes y no te costará trabajo sacarlo a pasear en casi cualquier situación.

Como punto negativo, por este precio, su estuche de guardado no es de los más útiles del mercado, por lo que si quieres protegerlo de verdad tendrás que optar por conseguir alguna opción extra para guardar, tanto el dispositivo como el mando, de manera más segura.

Potensic Dreamer 4K: la cámara más interesante

Si lo que más te interesa es la cámara, una de las mejores opciones es el Dreamer 4K de Potensic. Este cuadricóptero cuenta con un sistema patentado por Sony que te permitirá grabar vídeos en 4K o tomar fotografías en 8 o 13 megapíxeles. Además, como suele ocurrir en dispositivos de esta gama de precios, el sistema de grabación está integrado con un gimbal y estabilizadores mecánicos, lo que ofrece un extra en planos o fotos en movimiento.

Su batería permite usarlo durante 30 minutos, prácticamente un estándar en cuanto a autonomía en la gama alta, y cuenta con un modo ‘vuelta a casa’ que le permite regresar al punto de partida para aterrizar de manera sencilla.

Si bien su punto fuerte se encuentra en la cámara, la calidad de los materiales es también un gran atractivo, así como sus patas, que permiten que el proceso de aterrizaje y despegue sea mucho más cómodo… a cambio de perder en portabilidad.

Las UAV más portátiles para grabar vídeo

Dependiendo del uso que se le vaya a dar, la portabilidad puede ser determinante a la hora de comprar un dron. Estas son algunas de las opciones más portátiles del mercado.

DJI Mavic Mini: el cuadricóptero más portable

El siguiente modelo de DJI de esta lista es un concepto totalmente diferente a su ‘hermano mayor’, que ofrece prestaciones de gama alta con unas dimensiones de lo más reducidas: menos de 250 gramos de peso y un tamaño portátil que hace que quepa en la palma de la mano.

No en vano, su bolsa de transporte es de las más pequeñas del mercado, lo que puede ser un aliciente para llevarlo en cualquier situación sin preocuparte por el peso o el tamaño. Todo esto sin renunciar a sus buenos 30 minutos de autonomía.

Por ponerle una pega, su cámara no alcanza la resolución 4K, se queda en un respetable 2,5K, y solo toma fotografías en JPG, lo que lo descarta totalmente para su uso en entornos de imagen profesionales. Por lo demás, el Mavic Mini es una opción muy recomendable si necesitas un aparato que puedas transportar con facilidad para volar en casi cualquier situación.

FIMI X8 SE: uno de los mejores gimbal

El FIMI X8 es la apuesta más fuerte de la marca china para este tipo de vehículos aéreos. Su punto fuerte es su gimbal de tres ejes que permite la grabación de vídeo en cualquier posición gracias a su cámara 4K a 30 fps. Su batería permite hasta 33 minutos de vuelo, según el fabricante y dispone de un mando muy interesante, con un gran espacio para acoplar el smartphone.

Su precio es algo elevado para los dispositivos de esta categoría, pero sus prestaciones lo valen con creces. Cuenta con conexión wifi de 2,4 Ghz y un peso de 790 gramos, por lo que puede volarse, al igual que los modelos anteriores, sin licencia.

Los más profesionales para grabar vídeo

Si tu trabajo depende del uso de drones, muy probablemente ya tengas alguna de las licencias necesarias en España para pilotar aparatos más grandes. En este caso, puedes optar por uno de los drones profesionales que te contamos a continuación, con los que podrás sacar el máximo partido a su cámara.

DJI Inspire 2: vídeo para profesionales

Subiendo de categoría hasta los 4 kilos de peso, encontramos la joya de la corona a la hora de grabar vídeo con tu dron: el Inspire 2. Este cuadricóptero está pensado para profesionales con licencia que se dediquen profesionalmente a la grabación de vídeo, ya sea en una productora de contenidos o en estudios cinematográficos.

Por decirlo de otro modo, esta aeronave permite acoplarle una lente profesional con la que obtener la mejor calidad de vídeo posible, ya sea en anamórfico (usado para el cine) o en 16:9. Su sistema es capaz de registrar vídeo hasta en resolución 6K, mientras que ofrece una transmisión de vídeo 1080p para ver lo que se está grabando con todo lujo de detalles.

La batería dura hasta 27 minutos y dispone de un rango de control de hasta 7 kilómetros para las tomas más largas. En definitiva, una opción perfecta para los profesionales del sector audiovisual (con licencia) que quieran lo mejor de lo mejor.

DJI MG-1P: un octacóptero hecho para el campo

El único octacóptero de la lista es también uno de los más útiles para usarlos en entornos rurales gracias a su potencia y estabilidad. Este aparato dispone de un algoritmo que estabiliza la nave y permite seguir con el vuelo incluso si se rompe un rotor, lo que garantiza que siempre podrá volver a tierra en caso de avería.

Gracias a su modo FPV, el DJI MG-P1 es perfecto para recorrer y visualizar grandes distancias, ya sea en campos de cultivo o en explotaciones agrícolas. Su peso roza los 25 kilos (con un MTOW de 23,7 kg), por lo que requiere licencia para ser usado, pero es una opción perfecta para mejorar el control de cultivos desde el aire para los profesionales que se dedican a ello.

Drones submarinos para grabar vídeo bajo el agua

Terminamos nuestra lista con dos drones que probablemente no conoces. Se tratan de vehículos que no son aéreos, pero que te permitirán grabar imágenes muy interesantes bajo el agua.

Fifish V6 QYSEA: el mejor drone submarino

Si ya dispones de algún dron volador, quizá te interese conocer otros modelos más extravagantes pero igualmente útiles, como el Fifish V6. Este dron subacuático te permitirá grabar imágenes en 4K a 30 fps del fondo marino (o de una piscina) gracias a su diseño que lo hace sumergible hasta 100 metros de profundidad.

Para manejarlo, puedes usar unas gafas de realidad virtual, con las que ponerte a los mandos de este aparato para surcar los mares. Cuenta con una lámpara de 4.000 lúmenes para grabar imágenes de las profundidades y una batería que te asegura hasta 4 horas y media de uso.

Gladius Mini: la autonomía al poder

Terminamos con otro dron submarino con el que podrás grabar imágenes en movimiento de todo tipo bajo el agua. Su batería tiene una autonomía de dos horas y cuenta con almacenamiento interno de 64 GB para guardar todas las tomas de tu particular viaje de 20.000 leguas.

Imagen del Gladius Mini

El diseño del Gladius mini es muy llamativo, en color amarillo, y puede alcanzar una velocidad máxima de 2 metros por segundo. También cuenta con luces LED de 1.200 lúmenes para iluminar hasta la fosa más complicada y un sistema que te permite manejarlo desde tu smartphone.

Conclusiones generales

Saber cómo elegir un dron no es nada fácil, pero si has llegado hasta aquí ahora puedes hacerte una idea de los modelos más interesantes que existen en el mercado y del precio de cada uno para que puedas adaptar tu presupuesto.

Como conclusión, podemos establecer que existen algunos estándares en este mercado, como el uso de cuadricópteros, las baterías de máximo 30 minutos de duración o las cámaras 4K, exclusivas de los modelos de gama más alta.

Si tenemos que quedarnos con uno, nuestro favorito es el DJI Mavic 2 Pro que tiene un precio elevado, sí, pero que cuenta con un diseño muy cuidado y prestaciones de gama alta suficientes para los usuarios más exigentes que necesitan sacarle todo el partido a su cámara 4K.

En el otro extremo, si lo que buscas es un dron barato, el Snaptain S5C es el cuadricóptero perfecto para aprender. Gracias a sus buenas prestaciones, su renovada cámara con resolución 1080p. y su precio más que ajustado, te permitirá dar tus primeros pasos con él sin miedo a estrellarlo.

¡Sé el primero en comentar!