Los adaptadores USB más útiles que siempre debes tener a mano

El puerto USB está en prácticamente todos los dispositivos y lo usamos casi cada día: para conectar algún periférico como ratón o teclado, para conectar adaptadores Bluetooth, para enchufar la cámara o para conectar el disco duro externo. Por esto es muy aconsejable usar adaptadores USB y te explicamos sus ventajas o cuáles son algunos de los diferentes modelos que hay en el mercado, los más populares o prácticos, y cómo pueden serte útiles.

Estamos rodeados de cables por todas partes y no siempre encontramos el que corresponde. Tu impresora de fotografías utiliza un miniUSB, tu Kindle utiliza microUSB, tu cámara un cable USB normal y tu teléfono móvil un USB Tipo C pero tu tablet de Apple un Lightning. ¿Y si quieres conectarlos todos entre ambos o has perdido uno de ellos? Para eso sirve un adaptador USB.

Qué tener en cuenta

Hay una serie de aspectos que debemos tener en cuenta antes de usar un adaptador USB o de comprarlo. Lo primero es para qué sirve o qué ventajas tiene. Hay muchos modelos diferentes y dependerá del uso que queramos darle que apostemos por uno u otro según lo que necesitemos. Por ejemplo, un adaptador USB que nos permita conectar un HDMI a nuestro ordenador si de forma nativa no tiene este conector. O un adaptador USB-C a puerto de auriculares para teléfonos móviles que no tienen el conector jack si tenemos que escuchar música con cables.

¿Para qué sirve un adaptador USB?

Puede que solo tengas un puerto USB en tu ordenador y quieras usar varios, por ejemplo. O, por ejemplo, que quieras conectar la cámara de fotos al teléfono móvil pero este no tiene USB por lo que necesitaríamos un adaptador que convierta el puerto USB Tipo C de tu teléfono a USB normal y así puedas introducir el cable de la cámara. O una microSD o un cable Lightning si tienes un iPhone o un iPad.

Hay adaptadores USB de muchas formas y puertos diferentes y dependerá de lo que necesitemos en cada momento que usemos unos u otros. Lo más habitual que podemos encontrar son multiplicadores USB o adaptadores que cuentan con diferentes tipos de puerto. Por ejemplo, un hub con USB que enchufas a tu ordenador y que te da opción de conectar varios puertos USB pero también una tarjeta SD, una tarjeta microSD o hasta un puerto HDMI en caso que sea necesario. También es habitual que veamos que algunos portátiles extrafinos no tienen puerto HDMI. En caso de conectarlos a la televisión tendríamos que recurrir a estos adaptadores USB que permiten convertir el puerto en un HDMI. O en un cable VGA si es lo que necesitas. Hay muchas opciones disponibles según la necesidades, dispositivos.

usb

Ventajas de los adaptadores USB

Son muchas las ventajas de tener estos cables por casa porque nunca sabremos cuándo van a hacernos falta. La principal ventaja es, como decimos, su utilidad. Son versátiles, no ocupan espacio, son útiles a largo plazo.

Puede que necesites conectar un HDMI y que no tengas ese puerto en el ordenador correspondiente. Nos permitirán tener todos los puertos en todos los dispositivos. Otra de las ventajas es que hay muchos adaptadores USB que son múltiples por lo que solo tendremos que comprar uno que nos incluya todo. Además, otra de las ventajas más reseñables es que son pequeños y fáciles de transportar si queremos llevarlo en el maletín al trabajo, en la mochila a la universidad, en el bolso, etc. Y, además, son bastante asequibles y habitualmente no superan los 20 euros.

Adaptador múltiple

Hay muchos adaptadores que puedes utilizar si quieres añadir puertos múltiples. Esto lo que nos ofrece es tener un cable USB que tiene varias entradas diferentes y que nos sirve como comodín en muchos casos distintos. Son los más versátiles y completos si solo queremos tener un adaptador USB y no tener muchos distintos. Por ejemplo, con un USB puedes tener varios puertos como HDMI o VGA. Es útil tener un hub de este tipo si tienes pocos conectores en tu portátil y necesitas multiplicarlos o simplemente si no quieres comprar un adaptador para cada uno de los cables. Hay muchos.

Este adaptador está pensado para dispositivos de Apple e incorpora tres puertos: dos puertos USB y un tercer puerto Lightning para que no pierdas el que estabas utilizando. Permite utilizar dispositivos USB de tipo pendrive siempre y cuando el sistema operativo sea compatible y también lo sea el USB que utilices.

Este adaptador Aukey tiene ocho puertos diferentes y es uno de los mejores adaptadores USB si tienes un teléfono móvil o una tablet compatible con Tipo C. En las ocho ranuras encontramos: tres puertos para USB, una ranura para tarjeta microSD y una ranura para tarjeta SD, un puerto Gigabit Ethernet, un puerto para HDMI y un puerto para USB Tipo C. Tienes prácticamente todos los conectores en un único aparato con seis puertos y dos ranuras que nos permitirá conseguir transferencia de datos, conexión a Internet o enviar la pantalla a un monitor o a una televisión. Tiene un precio de alrededor de 30 euros y Aukey es una de las marcas más recomendables.

En total conseguirás siete puertos con este HUB USB que es uno de los adaptadores USB más completos que hemos visto en Amazon a buen precio: menos de 25 euros. Permite conectar un USB C a tres conectores USB, un lector de tarjetas SD, un lector de tarjetas microSD y un puerto HDMI. Puedes conectarlo al teléfono móvil o a la tablet para extender tu pantalla o para usar el almacenamiento OTG con fotografías, vídeos o todo tipo de archivos si quieres transferir tus fotos hechas, por ejemplo.

Adaptador de USB a Tipo C

Uno de los adaptadores USB más habituales, como decimos, es el de USB a tipo C para el teléfono móvil. Son pequeños y puedes llevarlo siempre en un bolsillo porque apenas ocupan espacio. Es útil si quieres conectar cualquier dispositivo a un teléfono móvil y para ello necesitas un cable USB. Como es el caso de una cámara o un pendrive. Para transferir archivos o para almacenarlos, son opciones recomendables y muchos de ellos ni siquiera cuentan con cables sino que son pequeños adaptadores con un tamaño minúsculo. Son pequeños y es habitual que vengan en packs ya que se pierden fácilmente o que podemos tener muchos para diferentes teléfonos móviles.

Por menos de cinco euros tienes cuatro adaptadores que te servirán para el almacenamiento OTG de tu teléfono móvil. Cuatro pequeños adaptadores USB C a USB que podrás llevar siempre con tu teléfono cuando lo necesites. Barato y útil. Tienen un precio que ronda los seis euros y compatible con todo tipo de teléfonos móviles de todas las marcas.

A diferencia de los anteriores, estos no son un pequeño dispositivo donde conectar el cable sino que sí incorporan su propio cable. También puedes comprarlo en un pack de dos para el almacenamiento de la tablet o el teléfono y vale menos de 10 euros. Son muy básicos pero cumplen con su función y podemos utilizarlo en cualquier smartphone.

Amazon también tiene su propio adaptador USB si quieres asegurarte la calidad: tiene un conector USB-C para el móvil y un puerto USB para que introduzcas en él lo que sea necesario. Permite velocidades de transferencia de hasta 5 Gbps y tiene unos 14 centímetros de largo. Es manejable, útil y barato y está disponible en blanco o negro.

Adaptador USB a HDMI

El adaptador USB a HDMI nos ayuda a poder conectar nuestro ordenador a la televisión, por ejemplo, o a una pantalla más grande, al monitor del ordenador… Para expandir cualquier pantalla de tablet o teléfono es un accesorio muy útil. En caso de no tener un puerto de estos en el ordenador, por ejemplo, porque sea ultrafino o no lo hayas incorporado tú al montarlo, puede resultar también muy útil tener siempre uno a mano en casa. Ya sea de USB a HDMI o de USB-C a HDMI, ambas opciones son de las más recomendables que puedes comprar.

Por menos de 20 euros tienes este adaptador que permite conectar vídeo HDMI. Tiene una salida USB por un lado y un puerto en el que podrás introducir el HDMI para transmitir vídeo y audio en un monitor, proyector, en la televisión… Es asequible, cómodo, práctico.

Si quieres tener un cable HDMI que te permita conectar el teléfono móvil o la tablet a una pantalla más grande sin necesidad de usar un CHromecast puedes, por ejemplo, usar un adaptador de USB-C a HDMI. Amazon Basics tiene tres opciones diferentes según quieras que sea más o menos largo el cable que incorpora pero todos ellos con precios por debajo de los 12 euros: de 0,3 metros, de 0,9 metros o de 1,8 metros. Sirve para proyectores, televisores, pantallas.

Un puerto básico o un adaptador USB muy práctico: por un lado USB y por otro lado HDMI. Solo tiene dos conectores si no necesitas nada más que conectar tu monitor al ordenador y no tiene este tipo de puerto, por ejemplo. Es compacto y podrás llevarlo a cualquier parte en caso de que te haga falta para algo, es asequible por menos de 20 euros y es compatible con casi todos los modelos de Windows.

Adaptador para tarjetas

Uno de los más antiguos y más utilizados son los adaptadores USB para tarjetas. Si el ordenador o el dispositivo que estás usando no tiene lector de tarjetas SD o microSD puedes comprar una especie de pendrive en el que meterás la tarjeta y podrás leerla desde ese aparato. Es cómodo y es muy barato por lo que también te recomendamos que siempre tengas uno a mano. Fíjate en que tenga el puerto que necesitas según si vas a usarlo para el teléfono móvil o para el ordenador, por ejemplo. También fíjate en que sea compatible con las tarjetas que usas si habitualmente utilizas algún formato menos común como puede ser CF, por ejemplo.

Este adaptador de SD o adaptador USB es muy útil porque tiene tres puertos diferentes para según qué dispositivo vayas a usarlo. Tiene un puerto USB compatible con ordenadores, un puerto USB Tipo C y un puerto Lighning para aparatos fabricados por Apple. Los tres podrás usarlos para leer tus tarjetas que podrás introducir a través de una ranura para SD o una ranura para microSD.

Una de las opciones más sencillas si sueles hacer fotografías es este lector que incorpora USB y microUSB a ambos lados y también ranuras para tarjetas SD o para tarjetas microSD. No necesita instalación y es muy sencillo y asequible, por menos de 10 euros. También tienes una versión de 10,99 euros en la que podrás tener por un lado USB y por otro USB C, para teléfonos más modernos. Funciona en móviles y en ordenadores y tiene un tamaño compacto, como cualquier pendrive habitual.

Si tienes varias tarjetas o utilizas varios tipos de ellas, esta opción es más completa ya que es compatible con más modelos, más allá de las clásicas SD. También tiene ranuras para tarjetas Compact Flash, por ejemplo, etc. Puedes conectarlo a través de un cable USB a un ordenador y tiene lector multipuerto para todas tus tarjetas de memoria de fotografía, uses el modelo que uses.

Adaptador USB a cable Ethernet

Si quieres tener un puerto Ethernet, puedes utilizar un adaptador USB. Esto lo que nos permite es conectar el cable de Internet a cualquier puerto USB siempre que sea compatible. Además, debemos fijarnos en la velocidad soportada.

Este hub es uno de los mejores adaptadores USB, tiene tres puertos adicionales USB además de un puerto Ethernet que permite velocidades de transferencia de hasta 1000 mbps. No necesita ningún tipo de instalación y basta enchufarlo para empezar a usarlo. Además, cuenta con la garantía de una de las marcas de referencia y es compatible con cualquier sistema operativo ya sea Windows, MacOS, Linux.

Este hub USB es similar al anterior y es también uno de los mejores adaptadores USB si estás buscando tener un puerto Gigabit Ethernet. Incorpora tres espacios para puertos USB 3.0 y el cuarto para un cable de red. Es compatible con Windows y con Mac y permite conectar varios dispositivos al mismo tiempo.

Si no necesitas los puertos USB y simplemente buscas un adaptador a Gigabit Ethernet, el de UGREEN es uno de los más recomendables compatible con prácticamente cualquier dispositivo como consolas o TV Box. Vale menos de 20 euros y promete una conexión de 1000 Mbps.

Conclusión, ¿cuál comprar?

No hay uno mejor que otro sino dependerá de tus necesidades. Dependerá de qué puerto tengas de entrada y qué puerto de salida. Entre los modelos anteriores encontramos muchos adaptadores USB diferentes según lo que cada uno necesite. Por ejemplo, para transferir archivos a tu smartphone necesitamos que la conversión sea USB tipo C – USB. Si queremos utilizarlo para enviar la pantalla del ordenador no necesitaremos este sino un adaptador que nos permita un conector HDMI en un aparato que no tengamos. Dependerá, como ves, de tus necesidades.

¿Es mejor uno de cada o un adaptador USB multiple con diferentes puertos? Algunos de los adaptadores que encontramos en los primeros párrafos vemos que tienen seis, cuatro puertos distintos. Eso permite que conectes tanto un HDMI como un USB como un microUSB… Y nos sirve para todo. Esto es más útil cuando queremos tenerlo siempre en casa pero si tenemos una necesidad concreta mejor apostar por el puerto exclusivo que vamos a querer tener

¡Sé el primero en comentar!