Haz trayectos más largos con tu bici eléctrica sin preocuparte de la batería

Igual de buena acompañante que cualquier otro vehículo, la bici eléctrica presume por ser uno de los que cuentan con una batería y autonomías más prolongadas, aunque no siempre se le saca igual de bien todo el partido. Para ello, y con el fin de extraer una mayor parte de energía, te damos una serie de consejos para que consigas disfrutar de tu bicicleta electrificada.

La bici eléctrica crece en popularidad

Con varias décadas a sus espaldas, el avance de estos vehículos de dos ruedas ha hecho porque sus adeptos sean cada vez más y con muchos más interesados en la misma. El motivo de su popularidad viene, principalmente, porque ejercen un planteamiento mucho más crucial para el deportista, al tiempo que el ejercicio físico sigue estando presente.

Por esto, los más puristas no se deben preocupar de que la bici sea ahora eléctrica nu de su batería. De hecho, se ha demostrado que sus usuarios son capaces de recorrer mayores distancias y kilometraje de lo que lo hicieran con las convencionales de toda la vida. Unos hallazgos que rompen el estereotipo de que los que montan ‘e-bikes’ están tomando el camino fácil.

De todos modos, y acercándonos al aventurero que busca sacarle el máximo partido, también es posible aprovechar su energía para dotarla un poquito más y tener una autonomía prolongada. Con ese objetivo, te mostramos una serie de pautas con las que conseguirás hacer trayectos más largos.

Cómo hacerlo

La autonomía real de una bicicleta eléctrica viene dada por muchos factores. Depende de lo que hayas desayunado esa mañana hasta los watios a la hora que tu batería es capaz de almacenar. Sin embargo, en plena actividad, es posible contar con algunos trucos muy valiosos que harán porque sea mayor.

Es verdad que, como todo vehículo electrificado, todo depende en gran medida de la capacidad de la batería y del tipo de ruta que se va a realizar, aunque siempre es posible mejorar la eficiencia de la batería con unos sencillos hábitos.

Autonomía bici eléctrica batería

Cuida su recarga

En primer lugar, y una de las claves más seguras para conseguir aumentar esa autonomía, debemos tener en cuenta la carga. Parece algo muy obvio, pero para que tu batería tenga una larga vida lo aconsejable es cargarla al máximo. Esto implica que una vez la hayas cargado del cero al 100% debes desconectarla.

Obviamente, por un par de veces que suceda no va a pasar nada, pero si tenemos costumbre de hacerlo, es más que probable que la vida útil de la batería de tu bici eléctrica vaya disminuyendo, haciendo que sus ciclos sean más cortos, y terminando por estropearse. En caso de que cuidemos esa recarga, te garantizas no solo que tenga una vida mayor, sino que su autonomía pueda ir creciendo.

Ajustar el nivel de ayuda

Esto es algo que muchos desconocen pero que es igual de importante que pedalear o no. En el caso de las bicicletas más modernas, estas incluyen un nivel de ayuda, lo que hará porque a la hora de su impulso, estas tengan una asistencia eléctrica mayor o menor a nuestra elección.

Para ello, y con el fin de tener una batería extendida, nuestro consejo es que lo ajustes al mínimo, eso nos permitirá ir mucho más cómodos al tiempo que ahorraremos energía. Obviamente, un nivel mayor de ayuda implica un mayor consumo de batería, así que, mantenerlo al mínimo redundará en un ahorro. Es preciso, además, ajustar la ayuda a cada situación: si necesitas superar una cuesta difícil, auméntala. Ponla al mínimo o desconéctala cuando llanees o desciendas. Y recuerda: la asistencia es una ayuda, pero tus piernas son el motor principal.

Carga batería bici eléctrica

Revisa las suspensiones

Es recomendable ajustar las suspensiones. Esto aplica, sobre todo, para las que puedan ser más dirigidas a la montaña. La razón es que pocas de las bicis urbanas llevan suspensiones. Así, y viendo cómo podemos hacer trayectos más largos, ten en cuenta tambiém que las ‘e-bikes’ son más pesadas que las convencionales por razones obvias.

Por tanto, lo que puedes hacer para que puedas tener un provecho mayor en cualquiera de las situaciones, es aumentar la presión entre 10-15 PSI, sobre la recomendada en modelos similares convencionales.

Realízale un buen mantenimiento

Como harías en cualquier coche, moto o patinete, es preciso tener siempre en cuenta que el mantenimiento es una parte fundamental para que esta tenga una buena utilidad, pero sobre todo correcta. Por eso, asegúrate de que sus partes móviles estén bien limpias y engrasadas.

Ello hará porque reduzcan el rozamiento y, por lo tanto, el consumo. También hay que mantener los radios con la tensión adecuada para que el motor no pierda eficiencia por su excesiva flexión. Si haces tú mismo las revisiones, no te olvides de comprobarlo. Si llevas la bici a un taller, recuérdales que los verifiquen. Además, con una tensión adecuada evitarás roturas de radios.

Presión de neumáticos óptima

Por último, y no menos importante, mantén una presión adecuada para los neumáticos, quizá el punto más a tener en cuenta junto a la correcta carga de la batería. De esta forma, y para aumentar su autonomía debemos rodar con una presión que se ajuste a la ‘e-bike’, siempre atendiendo a las recomendaciones de la marca.

Si se hace por debajo de lo que marca el fabricante, produciremos más rozamiento al circular. Esto implica que para mover la bici haga falta más energía. Por lo general, para una sección de 37 o 40 mm, la presión recomendada es de 4 a 6 bares. Para el ancho de 47 mm la presión debe estar entre 3 y 5 bares.

2 Comentarios