Te pueden multar con hasta 200 euros por no llevar una simple pegatina en el coche

Desde hace unos años el parque automovilístico español está dividido en categorías que corresponden a las diferentes etiquetas de la Dirección General de Tráfico. Cada una de ellas otorga ciertos beneficios o supone determinadas limitaciones, por lo que tener claro cuál es la que debe lucir el vehículo es clave. Pero, ¿qué ocurre si no llevamos la etiqueta de la DGT? Pues que nos puede caer una sanción de hasta 200 euros.

Su ausencia puede suponer una sanción

La etiqueta ambiental de la DGT es una manera de clasificar los vehículos en España en función de su eficiencia energética, teniendo en cuenta el impacto medioambiental de los mismos. En esas, el organismo vial quiso con esta iniciativa regular y minimizar el impacto medioambiental que causan las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Es por eso que se optó por una clasificación de vehículos de más contaminantes a menos, para a partir de ahí tomar las medidas oportunas y limpiar el aire de las ciudades. Actualmente, existen cuatro etiquetas ambientales, las cuales clasifican a los vehículos en cuatro tipos, dependiendo de su impacto ambiental y sus emisiones: 0 Emisiones, Eco, C y B.

Y aunque estos distintivos de la Dirección General de Tráfico nacieron con un fin meramente informativo, su carácter ha ido cambiando con el tiempo. De hecho, hay ayuntamientos que están optando por legislar para que el uso de esta sea obligatorio; y, por ende, la ausencia de adhesivo puede suponer una sanción.

Las multas por no llevar la etiqueta de la DGT

Pero no todos los vehículos tienen pueden obtener este distintivo ambiental. Quienes no llevan ninguna etiqueta son los de gasolina anteriores al 2000 y los diésel anteriores a 2006. En caso de duda, no hay más que acudir a la web de la DGT, introducir la matrícula del vehículo y obtener la información.

Ahora bien, ¿qué ocurre si los coches que sí tienen distintivo medioambiental B, C, ECO o CERO no llevan la pegatina bien visible en el vehículo? Al respecto, para la DGT, la colocación de esta pegatina es voluntaria, aunque sí que recomienda que se adhiera en una zona visible del vehículo para facilitar la rápida identificación.

Multa etiqueta DGT 200 euros

Por el momento, sólo en Madrid y Barcelona sí que resulta obligatorio llevar esta etiqueta de la DGT bien visible con el objetivo de facilitar la labor a los agentes que regulan las zonas ZBE (o para controlar o vigilar los vehículos afectados por los episodios de alta contaminación). En Madrid, por ejemplo, la sanción por la infracción asciende a 200 euros (considerada de tipo leve) y si se realiza por pronto pago se reduce a la mitad, 100 euros, como dice el Ayuntamiento madrileño.

Afecta a todos los coches que tengan derecho a etiqueta

Esto afecta a todos los vehículos que tengan derecho a etiqueta, porque también los hay que quedan descartados y no podrán circular en la M-30 y su interior, a partir de la activación del Escenario 2 del Protocolo por Alta Contaminación. En el Escenario 3, esta prohibición se extiende a todo el municipio.

Del mismo modo, hay ciudades como las de Gijón, entre otras, que han optado porque no se pueda circular si, por mucho que se tenga derecho a una pegatina de la DGT por el tipo de vehículo que se conduce, el distintivo medioambiental no se luce debidamente pegado en una zona visible del coche o de la moto.

Las etiquetas adhesivas son de colores y depende de la clasificación de tu vehículo recibirás una pegatina de color azul, verde o amarillo. Hay de varios tipos.

  • Cero emisiones. Vehículos eléctricos, híbridos enchufables con autonomía eléctrica de más de 40 km y vehículos de pila de combustible. Color azul.
  • ECO. Híbridos enchufables con autonomía en modo eléctrico de menos de 40 km, híbridos no enchufables y vehículos propulsados por gas natural o gas licuado del petróleo. Color azul y verde.
  • C. Vehículos de gasolina matriculados a partir de enero de 2006, o de gasóleo a partir de 2014. Color verde.
  • B. Vehículos de gasolina matriculados a partir del año 2000, o de gasóleo a partir del año 2006. Color amarillo.
¡Sé el primero en comentar!