La multa por poner mal gasolina existe y no te hará ninguna gracia

En la actualidad, bien por un exceso de velocidad, por conducir toqueteando el móvil, por superar la tasa de alcohol permitida o por circular con el coche en mal estado, entre otras, podemos tener sanciones muy duras… y una de ellas, también, tiene que ver con la multa por la acción de poner ‘mal gasolina’ en nuestro vehículo. Sí, existe y, como el resto de las que nos podemos enfrentar, esta está considerada como una infracción, y no es precisamente barata…

Multa de 100 euros por esta distracción al repostar gasolina

En estos días que nos encontramos, el ahorro a la hora de repostar es fundamental viendo los precios a los que nos podemos enfrentar en las gasolineras. Aunque también hay que tener cuidado porque no siempre se hace de forma correcta.

De hecho, esta, que está considerada como una infracción más y que puede ser una desconocida para muchos, ha cogido una importancia mayor, tal y como ha avisado la propia Dirección General de Tráfico en sus redes sociales. Porque sí; intentar ahorrar unos céntimos a la hora de llenar el depósito se ha convertido en una de las grandes prioridades de los españoles.

Las estaciones de servicio ‘low cost’ se han transformado en el principal recurso con el que conseguir que nuestro bolsillo note un poco menos los efectos del conflicto entre Rusia y Ucrania. En este contexto, la preocupación por contener el gasto en los hogares aumenta. Sin embargo, una distracción a la hora de acudir a llenar nuestro tanque de gasolina puede acarrear una multa de 100 euros que llegue en el peor momento para hacerle frente.

De qué trata

Se trata de un acto cotidiano tan interiorizado que basta estar ligeramente despistado para incurrir en la infracción. Este no es otro que el de coger el móvil al apagar el motor, el cual puede ser hasta un acto reflejo tras la desconexión informativa al volante.

Esta, como tal, es una prohibición que la mayoría de conductores ignoran y que está motivada por el riesgo de que se produzca una deflagración por una radiación electromagnética. De esta forma, si un agente es testigo de cómo manipulamos nuestro smartphone mientras abastecemos de gasolina a nuestro coche nos aplicará una multa de 100 euros.

Multa gasolina coche uso móvil

Y es que hay dos grandes motivos por los que existe esta multa, y ambos están relacionados con el peligro de explosión que conlleva no echar gasolina adecuadamente y prestando la atención. Esto, en realidad, no es algo nuevo, pues es lo que se indica en el Código de Circulación. En él se que «los propietarios de aparatos distribuidores de combustibles o empleados de estos últimos no podrán facilitar los combustibles para su carga si no está parado el motor y apagadas las luces de los vehículos, los sistemas eléctricos como la radio y los dispositivos emisores de radiación electromagnética como los teléfonos móviles».

Está considerado como una infracción leve

Por tanto, como se lee en el código y que la DGT lo considera una infracción leve, es imprescindible que cuando vayamos a rellenar el depósito de nuestro coche, apaguemos el motor del coche, desconectemos cualquier sistema eléctrico y no usemos el teléfono móvil mientras repostas.

Estas prácticas, que violan el código de la DGT, podrían llegar a producir una explosión o un incendio, especialmente en el caso de utilizar el teléfono móvil, al producirse el contacto entre alguna chispa o radiación electromagnética y los vapores de los combustibles.

Por supuesto; al igual que esta norma, en el Código de Circulación se mantiene el no fumar y no encender mecheros o cerillas, obviamente, y no repostar tampoco con las luces del coche encendidas, unas recomendaciones de obligado cumplimiento que harán porque podamos esquivar esa multa de 100 euros echar gasolina a nuestro coche de manera errónea.

6 Comentarios