Cómo restaurar a estado de fábrica una Xbox One sin Internet

Tutoriales

Lo habitual a la hora de restaurar una Xbox One a estado de fábrica es utilizar el menú de configuración de la propia consola para hacerlo, pero en algunas ocasiones no es posible acceder. En estos casos la solución pasa por utilizar la restauración sin Internet, un método un poco más complejo, pero muy útil para solucionar problemas de software en la consola.

Antes de explicar el proceso para restaurar una Xbox One a estado de fábrica sin Internet, debo advertir que al hacerlo perderás todo lo la consola tenga guardado en su memoria. Juegos instalados, cuentas, aplicaciones, configuraciones… Es decir, tendrás que empezar de cero con la consola, que es básicamente lo que se busca con la restauración.

Proceso para restaurar una Xbox One a estado de fábrica sin Internet

Una vez hechos los avisos correspondientes, ya podemos entrar en materia y explicar el paso a paso para restaurar la consola y con ello solucionar cualquier fallo de software que pudiera tener o simplemente hacer una limpieza general y empezar con ella desde cero por cualquier motivo.

Qué necesito para hacer la restauración

Para hacer la restauración sin Internet será necesario realizar unos pasos previos para después poder actuar sobre la consola. En concreto será necesario crear un pendrive de arranque, por lo que para realizar este proceso necesitarás:

  • PC con Windows, conexión a Internet y puerto USB.
  • Pendrive de mínimo 4 GB formateado en NTFS.

Cuando tengas estos requisitos, ya puedes empezar con las instrucciones para crear el disco de arranque.

 Cómo crear en pendrive de arranque de la consola

Lo primero que debes hacer para restaurar la consola sin conexión a Internet es crear el sistema de arranque. Para esto necesitarás utilizar el pendrive formateado en NTFS y descargar un archivo de la web de Xbox desde un ordenador.

Crear pendrive de restauración de Xbox One

Pincha aquí para descargar el archivo necesario y una vez bajado al ordenador descomprímelo en tu equipo. Una vez descomprimido tendrás una carpeta llamada $SystemUpdate que deberás copiarla al directorio raíz del pendrive.

Esto último es muy importante. La carpeta debe estar en el raíz del pendrive y además no puede haber ningún otro archivo guardado en el pendrive. Si no se cumplen estos requisitos el proceso no funcionará correctamente.

Cómo restaurar la consola con el pendrive

Ahora que ya tienes el pendrive creado, puedes iniciar la restauración en la propia consola. Recuerda que al hacerlo perderás todos los datos almacenados en la misma y que toda la configuración volverá a ser como era cuando la sacaste de la caja.

Lo primero que debes hacer es apagar la consola y desconectar el cable de red en caso de que lo tengas conectado. Desenchufa la consola de la corriente y espera unos 30 segundos.

Xbox One

Conecta el pendrive a un puerto USB de la consola y enchúfala de nuevo a la corriente. Ahora presiona el botón enlazar (en el lateral izquierdo) y al mismo tiempo el botón expulsar (en la parte delantera). Sin soltar estos botones anteriores presiona el botón Xbox. En el caso de la versión S All-Digital solo tendrás que mantener presionado el botón enlazar.

Mantén presionados los botones de enlazar y expulsar hasta que oigas dos pitidos. En ese momento podrás soltarlos y esperar a que el proceso de restauración se complete.

La consola se reiniciará automáticamente, volviendo a mostrar el asistente de configuración inicial cuando termine. Al llegar a este punto no tendrás más que volver a configurar la consola a tu gusto y volver a utilizarla con normalidad.

Escrito por Manu Iglesias

Fuente > ADSLZone