La industria del cine busca medidas desesperadas para remontar el vuelo

La industria del cine busca medidas desesperadas para remontar el vuelo

Redacción

La industria del cine en España está dispuesta a reaccionar ante el importante bajón en el número de espectadores

que ha sufrido. Una de las últimas medidas adoptadas ha pasado por

ofrecer entradas a 2 euros o lanzar promociones de dos por uno para

animar a los espectadores a acudir a las salas.

Si el panorama en las salas de cine ya era desolador en los últimos meses, el incremento del precio

de las entradas ha supuesto una auténtica losa que puede acabar por

hundir de forma definitiva el sector. La situación de crisis económica

por la que atraviesa España no ha ayudado ni mucho menos a remontar el

vuelo y las compañías implicadas en este mercado empiezan a retroceder

en una política de precios alcista que ha provocado la caída en el

número de asistentes a las salas.

Como leemos en El País,

varias iniciativas intentan que el público vuelva a acercarse a los

cines y no vea las entradas como un artículo demasiado caro para su

ocio. Un ejemplo es la cuarta edición de la llamada Fiesta del Cine

promovida por productores, distribuidores y exhibidores, que propone entradas a 2 euros durante los días 22, 23 y 24 siempre que los usuarios hayan ido esta semana a las salas.

Por otro lado tenemos la promoción 2u1 de la distribuidora Alimpro Films, que ofrece un 2×1 en todas las entradas de esta empresa. "Hemos encontrado muy buena recepción por parte de los

exhibidores, que han entendido perfectamente nuestra apuesta de negocio,

nuestro interés en atraer a la gente joven al cine", explican desde Alimpro.

No

en vano, en nuestro país se ha detectado que los usuarios entre 15 y 23

años son los que más han dejado de acudir a las salas, al contrario de

lo que sucede en el resto del mundo, donde a dichas edades los usuarios

son los que más van al cine. Para reenganchar a este segmento de

usuarios están en negociaciones con grandes cadenas como Cinesa o

Yelmo, aunque parece complicado que éstas renuncien a parte del 40-50%

que se suelen embolsar éstas por las ventas de entradas (35% en caso de

las distribuidoras). Esta promoción podría ofrecerse incluso durante los

fines de semana según asegura Javier Boix, responsable de Alimpro.

En

definitiva, un primer paso en un nuevo camino que se abre como todo un

reto para las empresas del sector. Este tipo de iniciativas se antojan

absolutamente imprescindibles para poder volver a llenar las salas,

aunque si no se aplica una rebaja más general parece complicado que los usuarios vuelvan a acudir en masa.