Las discográficas piden que el canon se vuelva a aplicar a dispositivos electrónicos

La Unión Fonográfica Independiente (UFI), que aglomera a las principales discográficas independientes española, ha hecho público un comunicado en el que pide que el canon vuelva a aplicarse a dispositivos electrónicos que facilitan la copia privada y se vuelva a cambiar la fórmula por la que se compensa a los artistas.

El canon digital vuelve a ser actualidad. Cuando se cumplen dos años desde que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea lo declarase ilegal por abusivo e indiscriminado, el grupo de discográficas independientes UFI ha exigido que se retome una aplicación que se vio variada en diciembre por el nuevo Gobierno. Esta modificación hizo que se dejase de aplicar como hasta ahora a dispositivos y soportes electrónicos y pasase a ser una partida económica creada de forma específica en los Presupuestos Generales.

Sin embargo, este grupo de compañías no está contento con el actual sistema y no ha tardado en responder a las recientes declaraciones del secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, en las que afirmó que el canon digital "no tiene sentido" a la hora de compensar a los artistas por el derecho a la copia privada. "El sistema de compensación por copia privada es más relevante que nunca en la era digital", discrepa UFI en su comunicado.

Las discográficas no dudan en señalar a los fabricantes de dispositivos electrónicos como grupo de presión "para abolir este tipo de remuneración". "La compensación de cientos de miles de creadores de toda Europa no ha impedido la venta de dispositivos en los países en los que se ha aplicado. Al contrario, sus ventas no han parado de aumentar y a pesar de la supresión del canon digital los precios de los equipos no han disminuido", aseguran.

Como no podía ser de otra forma, estas compañías no dudan en aludir a la llamada "piratería" como uno de los motivos del mal momento por el que atraviesa el sector. "Aunque cada vez hay una mayor oferta legal de contenidos en internet, por desgracia en España el consumo sigue siendo mayoritariamente ilegal". La asociación alude a los últimos datos de la Encuesta de hábitos y prácticas culturales en España 2010-2011, realizada por el propio Ministerio de Cultura, para afirmar que en nuestro país "el 98% de las canciones descargadas lo son de forma ilegal".

¿Acabará este punto de vista por ejercer presión en el Ministerio de Cultura y se volverá al anterior modelo de canon? A pesar de que no les falta razón en cuanto al traslado del canon a los bolsillos de todos los ciudadanos con la modificación que hizo el PP, resulta más controvertida esa obsesión por aplicarlo a tecnologías que per se son neutras y tienen fines mucho más allá de copiar "ilegalmente" sus obras.