Youzee, en situación crítica tras despedir al 80% de su plantilla

Youzee, en situación crítica tras despedir al 80% de su plantilla

Redacción

Los videoclubs online en España no han acabado de asentarse. Un claro ejemplo es Youzee, una de las alternativas más prometedoras pero que se encuentra muy cerca de su cierre tras haber despedido al 80% de sus trabajadores.

La oferta legal de películas y series ha sufrido un importante golpe tras conocerse la delicada situación por la que atraviesa Youzee. Los directivos del servicio, participado en su 75% por la cadena de cines Yelmo, han decidido prescindir de 37 de sus 50 empleados y se espera que la cifra alcance la cuarentena. Sin duda, unos movimientos que solo hacen temer lo peor acerca del futuro de una plataforma que llegó a la Red hace menos de un año.

A esta decisión hay que sumar la cancelación de su modalidad de tarifa plana de 6,99 euros al mes. Esta fue su bandera cuando Youzee se estrenó en Internet con el objetivo de convertirse en el Netflix español, pero tras eliminar esta opción solo será posible alquilar sus títulos en el tradicional modo de pago por visión.

El principal motivo de su escaso éxito (apenas 71.000 usuarios registrados en sus primeros seis meses) no ha sido otro que el pobre catálogo a disposición del público. Esta asignatura pendiente ha costado mucho a una plataforma que sumaba cerca de 3.000 títulos en su modelo de suscripción y 400 en alquiler. Sin embargo, a pesar de estas cifras, se trata contenidos poco atractivos para los usuarios, con apenas estrenos y en el caso de los más recientes, con unos precios que se ajustan muy poco a lo que los usuarios están dispuestos a pagar a día de hoy en Internet.

Para entender la mala situación por la que atraviesa Youzee también tenemos que remontarnos a sus inicios. Con una inversión inicial de 4,5 millones de euros, la plataforma decidió contratar a 20 ingenieros de Tuenti con sueldos que en algunos casos superaban los 70.000 euros anuales según detalla Tecnolomía. La decisión no ha tardado en demostrase como un gran error o una inversión demasiado arriesgada en un mercado que apenas ha comenzado a andar tal y como evidencia el escaso número de usuarios registrados.

No obstante, conviene recordar que la gran rémora de la alternativa legal en España siguen siendo las distribuidoras y sus ventanas de exhibición de las que os hablamos hace unos meses. Es la propia industria cinematográfica la que pone obstáculos en el camino imposibilitando el acceso a plataformas como Youzee, Wuaki, Filmin o Voddler ofrecer un catálogo atractivo y a precios accesibles. Gracias en gran parte a esta situación nos encontramos con la crónica de una muerte anunciada como la de Youzee, que por ahora sigue adelante aunque habrá que ver cómo evita su cierre definitivo.