Microsoft entra en números rojos por primera vez en 26 años

Microsoft entra en números rojos por primera vez en 26 años

Redacción

Las cuentas de Microsoft dan un paso atrás. Por primera vez en 26 años, la compañía de Redmond ha cosechado pérdidas durante un trimestre. Entre abril y junio de este año perdió 492 millones de dólares confirmando una tendencia a la baja en el último año.

Desde que comenzase a cotizar en Bolsa allá por 1986, Microsoft había tenido la fortuna de conseguir balances positivos en sus resultados económicos. Sin embargo, el segundo trimestre de este 2012 ha supuesto la entrada del gigante en números rojos por primera vez desde aquel año. Los citados 492 millones de dólares de pérddas confirman la progresiva caída en las cuentas de la compañía, que en el primer trimestre del año ya habíatenio un retroceso interanual del 2,3%, aunque entonces logró un beneficio neto de 5.108 millones de dólares según informa elmundo.es.

El balance de pérdidas netas se dio incuso a pesar de haber incrementado sus ingresos, que alcanzaron los 18.059 millones de dólares. La sustracción de 6.190 millones de dólares por la compra hace años de a agencia de publicidad online aQuantive ha sido uno de los puntos claves para entender esta marcha atrás en las cuentas del gigante norteamericano.

Desde Microsoft ven el lado positivo de sus resultados. Por un lado, su CEO, Steve Ballmer, consideró el segundo trimestre como un "récord" gracias a los amplios ingresos conseguidos. No obstante, la mala situación se ve como excepcional desde Redmond porque el propio Ballmer asegura que en los próximos meses "se dará la temporada de lanzamientos más excitante en la historia de Microsoft".

No en vano, será en cuestión de tres meses cuando llegue una de sus grandes apuestas para los próximos años. Hablamos de Windows 8, la nueva versión de su sistema operativo que saldrá a la venta el 26 de octubre junto al renovado paquete Office. El hecho de dar el salto al segmento de las tabletas propicia el optimismo desde Microsoft, que ven en este mercado grandes posibilidades para revertir sus últimas pédidas y volver a sumar beneficios. Al margen del sistema operativo de sobremesa y para los mencionados tablets, la compañía lanzará en otoño Windows Phone 8, la renovada versión de su plataforma móvil con la que espera hacerse un hueco de forma definitiva en este mercado.

Al margen de estas novedades a nivel de software, el hardware sera otra de las bazas que juegue Microsoft. La compañía lanzará de cara a los últimos meses del año Surface, su primera tableta. Con ella pretende plantar cara nada menos que a Apple, dominador en este mercado y al que la firma de Ballmer ha declarado la guerra con sus próximos lanzamientos.