Movistar comienza a recuperar cuota de mercado en banda ancha gracias a la fibra

Movistar ha conseguido revertir su situación en el mercado de la banda ancha. El operador ha logrado frenar la estampida de usuarios hacia los operadores alternativos de ADSL haciendo de la fibra óptica su motor de crecimiento. Por segundo mes consecutivo ha tenido un balance positivo.

Los últimos datos aportados por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) confirman el crecimiento de Movistar en el mercado de la banda ancha. El dominador del sector había visto cómo en los dos últimos años los operadores alternativos ganaban terreno sin cesar gracias a promociones agresivas. Esto le llevó a bajar del 50% de cuota de mercado hace unos meses, pero la situación parece estar cambiando y la inversión en fibra óptica del operador se ha tornado en un gran acierto a tenor de las cifras de captación de usuarios.

La nota mensual de mayo publicada por el regulador detalla sus buenos registros. El operador histórico ha sumado usuarios por segundo mes consecutivo. En total registró un balance positivo de 8.280 altas netas, gracias a captar la inmensa mayoría de las más de 10.000 líneas FTTH (fibra óptica hasta el hogar) que se sumaron en España. En cuanto a usuarios de ADSL, el operador perdió tan solo 2.125 líneas, lo que confirma el freno a la sangría vivida en meses anteriores.

Si echamos la vista atrás, la mejoría es evidente. En mayo de 2011 el operador perdía en total más de 28.000 usuarios de banda ancha. Esta cifra se daba a pesar incluso de acaparar la mayoría de las altas de conexiones de fibra en el país, lo que demuestra la poca confianza de los usuarios en las conexiones ADSL del operador histórico. En lo que respecta a cuota de mercado, Movistar contaba por entonces con un 2,5% más que el actual 48,69% según los datos de la CMT.

La mejoría en el precio de las conexiones ADSL y su oferta convergente con servicios móviles han servido como freno a la desbandada de usuarios hacia los operadores alternativos, que a pesar de ello continúan creciendo gracias a las nuevas altas en el sector. No obstante, donde no pueden competir con Movistar es en el segmento de la banda ancha ultrarrápida. Mientras los operadores de cable continúan estancados, el operador histórico ha impulsado sus conexiones de fibra óptica de 50 y 100 megas con un despliegue acelerado de nuevas redes.

El futuro del operador en este mercado parece haber dejado atrás los tonos grises que le acompañaban hace un año. A finales de este año serán 3 millones los hogares que se podrán conectar a la fibra óptica de la compañía, por lo que el crecimiento se da por hecho en número de usuarios. Si a ello le unimos posibles promociones de acceso a estas conexiones, Movistar reforzará con firmeza su liderazgo en este sector.