La CMT facilita a los alternativos desplegar fibra a través de los conductos de Movistar

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha anunciado la revisión del acceso mayorista a los conductos de Movistar de modo que facilita el acceso a los alternativos para el despliegue de sus redes de fibra óptica para competir con el operador histórico.

La CMT quiere impulsar el despliegue de fibra óptica por parte de los operadores alternativos y para ello ha decidido actualizar la oferta mayorista de registros y conductos de Telefónica (MARCo). Esta es la que regula el acceso a los conductos del operador histórico, es decir, a todas las infraestructuras que permiten el acceso a Internet en los hogares de los usuarios. Si bien el despliegue de redes de Movistar está acelerándose en el último año, desde sus competidores se continúa esperando una forma de contraatacar y que podría pasar por la compartición de redes.

Por ahora tendrán más fácil acceder a las infraestructuras de Movistar gracias a esta revisión de MARCo, la primera a nivel global desde que fuese aprobada hace casi 3 años. Como podemos leer en el Blog de la CMT, el regulador ha mejorado los métodos de ocupación de los conductos. En ocasiones las solicitudes para su utilización por parte de los alternativos se rechazan por una congestión en las canalizaciones. Por ello, la CMT ha decidido autorizar a los operadores a utilizar técnicas como los subconductos textiles o miniconductos con la única condición de respetar los principios de prevención de riesgos laborales de la oferta.

Otra de las propuestas del regulador pasa por obligar a Movistar a ofrecer el servicio de conexión a través de fibra oscura si durante la construcción de las nuevas canalizaciones o en la adecuación de las del operador histórico hay problemas técnicos que causen retrasos. Movistar les facilitará el acceso en un plazo máximo de 8 días mientras sigan los problemas.

Asimismo, se ha revisado el ámbito de acceso a los conductos de Movistar. A partir de ahora se elimina la restricción que limitaba el acceso únicamente a tramos urbanos, de modo que podrán tener acceso a los tramos en zonas residenciales o polígonos industriales cercanos a zonas urbanas.

¿Impulsarán estas medidas el despliegue de fibra óptica por parte de los operadores alternativos? Por el momento, repetimos, es Movistar la compañía que más está poniendo de su parte en el desarrollo de redes de nueva generación en España. Los cálculos del operador aseguran que a finales de este 2012 hasta 3 millones de hogares en nuestro país tendrán acceso a sus conexiones ultrarrápidas de 50 y 100 megas. Esperemos que más pronto que tarde los alternativos sean capaces de ofrecer una oferta que pueda competir con estas modalidades.