La oferta de películas en Internet en España, bajo mínimos

La oferta de películas en Internet en España, bajo mínimos

Redacción

La oferta legal de contenidos audiovisuales no despega en España. A la escasez de películas y series en el catálogo de las alternativas promovidas por la industria se le une un precio que los usuarios no están dispuestos a pagar. ¿Qué harán las compañías cinematográficas para asentar estas webs en España?

La industria del cine no consigue asentarse en España con su alternativa a las webs de enlaces. A pesar de la persecución que se ha comenzado a dar a estas páginas gracias a la Ley Sinde, los videoclubs online están lejos de ser uno de los servicios más atractivos para los usuarios de nuestro país. ¿En qué radica el foco de este problema? Aunque sus responsables no dudan en señalar la competencia desleal que suponen las citadas webs de enlaces, la propuesta de los portales legales está muy lejos de convencer a la comunidad de internautas.

Como leemos en El País, la cifra de usuarios que acceden a los contenidos de estas páginas es aún muy baja debido al escaso número de películas y series actuales así como a los precios con los que son ofrecidos al público. Un ejemplo de ello es Youzee. Presentada hace unos meses, en medio año ha conseguido 71.000 registros, aunque no confirma el número de usuarios que pagan por acceder a sus contenidos. Su catálogo es escaso y ofrece tanto modalidad de tarifa plana como vídeo bajo demanda entre 1,5 y 4 euros por película.

Otros portales tienen más usuarios pero es llamativa la baja cifra de usuarios que pagan por alquilar películas y series. Por ejemplo, en Wuaki solo el 3% de los 250.000 registrados paga por acceder a sus contenidos. En Cineclick el porcentaje es incluso menor, siendo un 1% de sus 120.000 usuarios quienes optan por alquilar sus contenidos. Por lo que respecta a otras alternativas como Filmin y Voddler, sus responsables ni siquiera aportan el número de usuarios que paga por acceder a sus películas y series.

"No se puede hacer de hoy para mañana", explica un portavoz de Youzee en referencia al cambio del negocio físico al formato online. Los propios usuarios confirman que este cambio se esté realizando de una forma tan lenta. "Yo pago los 6,99 euros al mes de Youzee cada mes y hay pocas novedades. Además, los estrenos van aparte de la tarifa mensual, me parece injusto", señala un usuario consultado por el diario. "¿Pagar 5 euros por una novedad que se estrenó hace tres meses? Para eso ahorro 2 euros más y la veo en el cine", ejemplifica.

Desde los portales se critica a las condiciones que ofrece la industria para explotar sus obras. "Los propietarios de los derechos te obligan a desembolsos muy altos, los márgenes son mínimos y los usuarios pueden descargar gratis de otros sitios. Llevamos al menos un año de retraso respecto a Reino Unido o Estados Unidos", explican desde CineClick. "De las productoras, distribuidoras y exhibidores. Ellos controlan el negocio, de ellos depende el futuro del cine online", reconoce su portavoz.

¿Qué medidas tomará la industria del cine en España para impulsar su oferta?