El Gobierno quiere que las comunidades de vecinos paguen la reantenización de la TDT

Gran parte de los 800 millones de euros necesarios para la próxima reantenización de la TDT podrían ser aportados por las comunidades de vecinos, a pesar de que en un primer momento el Gobierno se comprometió a aportar dicha cantidad.

El Ministerio de Industria busca el modo de no cargar con la totalidad de los 800 millones de euros que supondrá la reantenización de la TDT para que los usuarios sigan disfrutando de los canales afectados por el dividendo digital. El anterior Gobierno se comprometió a pagar dicho coste derivado de la reorientación de 1,4 millones de antenas en todo el país que en caso de no producirse dejarían a los ciudadanos afectados sin la posibilidad de acceder a las emisiones.

Según podemos leer en ADSLzone.tv, el nuevo Gobierno no descarta implantar una fórmula de copago por la que las comunidades de vecinos afectadas tengan que aportar parte de la cantidad económica necesaria. No obstante, cabe recordar que dicha cantidad ya fue recaudada por las arcas públicas (en concreto, el Estado se hizo con 1.800 millones de euros) gracias a la puja de los operadores de telecomunicaciones para hacerse con las frecuencias del espectro radioeléctrico liberado para lanzar sus servicios de banda ancha móvil. "No pensamos aportar ni un euro más", declaró un portavoz de las compañías.

Otro sector que afiló los dientes ante una posible medida que le afectase fue el de las cadenas de televisión. Una de las posibilidades para reducir costes pasa por la reducción a la mitad de los canales multiplex, pero consideran que si se tomase esta opción el Gobierno estaría "expropiando" sus canales ya que la concesión administrativa es hasta 2024.

Con este panorama, el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo-Sotelo, ha explicado en el Congreso de los Diputados que el Gobierno ha establecido una partida presupuestaria de 45 millones de euros. Dicha cantidad es muy inferior a la necesaria, por lo que reconoció que han "lanzado una consulta pública para evaluar los costes a los que tienen que hacer frente las comunidades de propietarios para seguir teniendo acceso a los servicios audiovisuales que se vean afectados por el dividendo digital".

Así pues, parece claro cuál es la intención definitiva del Gobierno: que sean los propios vecinos quienes acaben sufragando los costes de este proceso de reantenización. De nuevo, la fórmula del copago, conocida por su posible introducción en la Sanidad pública, suena con fuerza como una de las soluciones del actual Ejecutivo. Sin embargo, resulta llamativo que si se lograron 1.800 millones de euros aportados por los operadores, la partida presupuestaria de Industria para actualizar las infraestructuras se vea ahora reducida a 45 millones de euros.