La UE reconoce que el roaming en Europa es una estafa

La UE reconoce que el roaming en Europa es una estafa

Redacción

La evolución en los precios de las telecomunicaciones ha tenido en los últimos años al roaming como talón de Aquiles. La Unión Europea ha reconocido que el actual precio de las llamadas fuera del territorio nacional es una "estafa", por lo que ha lanzado una norma para rebajar hasta un 90% las tarifas.

"Hemos acabado con las estafas que conocen todos los que han utilizado un teléfono móvil mientras están de viaje en el extranjero". Con estas palabras anunciaba Neelie Kroes, comisaria europea para las Telecomunicaciones, la fuerte rebaja en las tarifas que las compañías telefónicas cobran a sus clientes por usar el móvil en el extranjero. Se trata de un esperado paso, que se fue fraguando durante 2011 y que por fin llega en forma de norma que se aprobó en el pleno de la Eurocámara por aplastante mayoría (578 votos a favor, 10 en contra y 10 abstenciones).

Desde el próximo mes de julio, el precio máximo por utilizar Internet móvil en otro país de la Unión Europea tendrá un coste de 70 céntimos por mega. La rebaja será progresiva en los próximos años, ya que en julio de 2013 pasará a costar 45 céntimos el mega y un año más tarde se verá reducido el precio hasta los 20 céntimos por mega. En la actualidad no existe límite en los precios y podemos encontrar casos de usuarios que han pagado hasta 3 euros por mega.

Otro de los puntos en la norma pasa por la imposición a las grandes operadoras con red propia de vender servicios al por mayor de roaming. El objetivo es abrir la puerta a que los Operadores Móviles Virtuales puedan acceder a ellos para ofrecérselos a su cada vez más amplia cartera de usuarios. Otro de los puntos pasa por dar a los usuarios el derecho a comprar servicios en itinerancia con un operador distinto al que tienen contratado para acceder a contratos más baratos. Esto será posible a partir del 1 de marzo de 2014.

Asimismo, la Unión Europea ha aprobado prorrogar durante 3 años los límites que ya concretó en las tarifas minoristas de llamadas y SMS en el extranjero. Los actuales 35 céntimos que el usuario paga por minuto a la hora de hacer llamadas se pasará a 29 céntimos el 1 de julio, 24 céntimos en julio de 2013 y 19 céntimos en julio de 2014. En el caso de las llamadas entrantes, de los 11 céntimos en la actualidad se pasará en unos meses a 8 céntimos y en dos años a 5 céntimos.

El precio de los mensajes de texto (SMS) se verá reducido desde el 1 de julio de este año hasta los 9 céntimos, de modo que resulte incluso más económico que el envío de SMS en territorio nacional en el caso de algunos operadores españoles. Un año más tarde se rebajará a 8 céntimos y en julio de 2014 pasará a ser de 6 céntimos.