Primeras impresiones de Windows 8

Primeras impresiones de Windows 8

Javier Sanz

Una vez probada la beta Consumer Preview de Windows 8, queda claro que el nuevo sistema operativo de Microsoft explotará sus máximas prestaciones en tabletas, mientras que en PC parece limitarse a un simple lavado de cara. De momento más de un millón de descargas ha habido.

Esta semana Microsoft daba vía libre para poder probar la beta de su futuro Windows 8, un sistema operativo con el que la compañía norteamericana quiere hacerse un hueco relevante en un sector por ahora algo esquivo, el de las tabletas. El marco elegido era inmejorable: el Mobile World Congress 2012 de Barcelona; y su estrategia principal: cambiar completamente su interfaz, quizá para que deje de lado cualquier indicio que recuerde a los sistemas operativos de PC, siempre tan polémicos y en el ojo del huracán.

Y es por ello que lo que más destaca de este Windows 8 es su apariencia, para lo cual ha seguido el diseño Metro iniciado con su Windows Phone 7, mostrándose así mucho más estético y agradable que los anteriores sistemas operativos. Pero rápidamente este revolucionario diseño queda en un segundo plano al descubrir el verdadero cambio del nuevo Windows: su funcionamiento mucho más intuitivo y dinámico de lo que nos tiene acostumbrado Microsoft, gracias a las diferentes ventanas vivas desplegadas que te van informando de las novedades (Facebook, correo electrónico, Twitter, el tiempo, noticias, etc.) así como el despliegue táctil de los diferentes menús que se ocultan en cada uno de los cuatro lados de la pantalla. Básicamente se han dado cuenta de que las redes sociales son el futuro y sobre todo la información que quiere tener el usuario a mano.

Dicho con otras palabras, que este Windows 8 será accesible y controlable al minuto tanto por parte de veteranos curtidos en los sistemas operativos de Microsoft como por parte de quienes se acercan por primera vez a ellos, que encontrarán en él un sistema fácil de manejar, pero también entretenido, al ofrecer grandes posibilidades de personalización, especialmente en las ventanas vivas, combinándolas, cambiándolas de ubicación, etc.

Junto a las aplicaciones habituales que tienen este tipo de sistemas operativos (correo, fotos, imágenes, cámara, etc.) podemos destacar su compatibilidad con la consola doméstica de Microsoft, a través de la aplicación Xbox, o bien la inclusión de la tienda online de la compañía (dedicada a la música y diferentes tipos de vídeos). Pero quizá la gran novedad sea la función Windows To Go, que te ofrece la posibilidad de descargar todo el contenido del sistema operativo en una memoria externa y utilizarlo en cualquier otro dispositivo sin ningún tipo de alteración.

Si hacemos una valoración general, hemos de subrayar que este Windows 8 está pensado claramente para su uso en tabletas, si bien el ratón puede ser un buen sustituto en pantallas no táctiles. Por su parte, su aplicación al PC parece más bien un simple lavado de cara y tras ese nuevo interfaz tan llamativo se esconde un funcionamiento típico de los anteriores sistemas operativos de Microsoft, por lo que quizá muchos usuarios en dicha plataforma no queden muy satisfechos.

Apps

Obviamente, estamos hablando de una beta, y queda claro que la compañía va a seguir introduciendo grandes novedades y mejoras que pulan un sistema operativo que ha dejado grandes sensaciones, al menos, en su aplicación en las tabletas.

Descargar Windows 8 beta