PayPal, dispuesta a asfixiar económicamente a las webs de descargas directas

PayPal, dispuesta a asfixiar económicamente a las webs de descargas directas

Redacción

PayPal, el servicio de pagos online, está dispuesta a unirse en la cruzada contra la llamada "piratería". Su última acción ha sido bloquear los pagos al sitio ruso RapidGator, un servicio de alojamiento y descargas directas al estilo de la cerrada Megaupload.

Softzone.es nos informa sobre la polémica medida adoptada por PayPal, el servicio propiedad de eBay referente en el comercio electrónico en la Red y que es utilizado por multitud de webs para tramitar sus transferencias económicas. Consciente de su poder, la plataforma ha decidido bloquear los pagos a RapidGator, en una acción que es entendida como un modo de asfixia económica a la web de alojamiento de archivos para descargas directas entre los usuarios.

La polémica medida adoptada por PayPal trae consigo una consecuencia dramática para RapidGator, que se verá obligado a cerrar su servicio en el próximo mes por falta de modos de financiación. Sin la posibilidad de recabar ingresos económicos, la web de descargas directas se ve abocada al cierre a pesar de haber sido uno de los grandes beneficiados en el aumento de su tráfico tras el cierre de Megaupload en el pasado mes de enero. La plataforma utilizaba PayPal para recibir y enviar pagos a sus afiliados, algo que no podrá volver a hacer tras el baneo de su cuenta por parte de la compañía estadounidense.

El argumento esgrimido por los responsables de la decisión es que existe "un gran riesgo asociado con la tramitación de pagos a los servicios de intercambio de archivos", aunque no han detallado en qué consiste este riesgo. No obstante, todo apunta a que es un primer paso de PayPal para limitar sus servicios a este tipo de webs, conocidas como "cyberlockers" y que también se extrapolará a webs bajo la presunción de colaboración con la "piratería".

Desplome en el tráfico de estos servicios

Desde el cierre de Megaupload se ha abierto un periodo de indefinición y persecución a este tipo de servicios. Algunas webs han cambiado su política con la consecuente huida de los usuarios a la hora de emplear sus servicios, como es el caso de Filesonic o Fileserve. Otras como Rapidshare no han escapado de la toma de decisiones polémicas como el descenso en la velocidad de descarga hasta los 30 KB en caso de los usuarios no registrados con el fin de escapar de las acusaciones de "piratería" y potenciales persecuciones de las autoridades. A su vez, las webs de enlaces que tenían como aliado fundamental este tipo de páginas como SeriesYonkis o CineTube, han visto cómo su tráfico se desplomaba, por lo que tendrán que recurrir a nuevas alternativas.