Pablo Soto amenazado con la extradición a EEUU para que cierre Foofind

Pablo Soto amenazado con la extradición a EEUU para que cierre Foofind

Javier Sanz

El joven español, uno de los mayores expertos en redes peer to peer de nuestro país y fundador del buscador de archivos P2P Foofind, acaba de confirmar en Twitter presiones de la RIAA americana por carta. El contenido del mensaje seria de un tono claramente amenazador y hablaría hasta de una posible extradición para su procesamiento.

La caza de brujas americana continúa viento en popa, y parece ser que sus próximos objetivos están muy claros en la hoja de ruta. Los problemas que la ley SOPA ha tenido para ser aprobada en el Congreso de los Estados Unidos y su posterior posposición debido a la falta de consenso no parecen suponer un problema para continuar la persecución criminal de los “enemigos” de la industria.

La nueva política antipiratería americana parece haber pasado a un nuevo nivel de agresividad tras la mediática operación de cierre de Megaupload y la acusación contra su creador, Kim Schmitz. El popular informático alemán se encuentra en estos momentos en libertad condicional en Nueva Zelanda, que estudia su extradición a Estados Unidos para comenzar un proceso en el que se le acusa por una lista de cargos que incluye violación de derechos de autor, crimen organizado y blanqueo de dinero entre otros.

Mientras se decide el destino de Schmitz, que podría enfrentarse a una pena de hasta 50 años de cárcel, la maquinaria anti-piratería parece no perder tiempo y ya ha fijado su próximo objetivo. Pablo Soto es una de las voces más reconocidas en España contra la política anti-piratería impulsada desde la industria. Las discográficas tienen ya un largo historial de conflictos con el programador y curiosamente la justicia le ha dado la razón, lo que parece resultar bastante incómodo para algunos.

Desde la cuenta personal de Twitter de Soto, el propio programador acaba de confirmar que toda la maquinaria se ha lanzado ya a su persecución. El español habría recibido una carta de la RIAA, organización que representa a las principales discográficas del país norteamericano, amenazándole para cerrar su buscador P2P Foofind.com (desarollazo con el apoyo del Plan Avanza del Estado español) o atenerse a las consecuencias, comparado así su futuro con el destino del fundador de la malograda Megaupload. La carta aparentemente amenaza incluso con una posible extradición a los Estados Unidos, proceso en el que precisamente se encuentra Kim Schmitz estos momentos en Nueva Zelanda, por lo que el nombre de Pablo Soto parece sin duda estar en la lista de objetivos de la industria americana desde hace tiempo.

Seguiremos atentos a las evoluciones de este caso y sobre todo sus repercusiones judiciales. Lamentablemente, la dirección que está tomando la industria últimamente frente al problema de la piratería no parece muy acorde con el Estado de Derecho actual y las libertades individuales de los ciudadanos. Al menos Soto tiene la tranquilidad de contar con un apoyo masivo de la comunidad de Internet en nuestro país e incluso a la justicia de su parte hasta el momento.