Wii U no tendrá rival en los próximos años

Wii U no tendrá rival en los próximos años

Redacción

Wii U está llamada a ser la primera videoconsola de una nueva generación cuya llegada al mercado parece que se dilatará durante varios años. Sony ya afirmó recientemente que PlayStation 4 llegaría en 3 o 4 años y Microsoft tampoco parece tener planes a corto plazo de presentar su futura Xbox 720.

Nintendo podría sacar una considerable ventaja en cuestión de tiempo a sus principales competidoras en la nueva generación del mundo de las videoconsolas. La compañía japonesa tiene previsto sacar a la venta su Wii U este mismo año, a buen seguro tras dar una nueva exhibición en el E3 de Los Angeles del próximo mes de junio. Hasta ahora los detalles que conocemos sobre la nueva consola no son excesivos, pero sí ha quedado claro que aventajará técnicamente a las actuales PlayStation 3 y Xbox 360.

Sin embargo, la respuesta por parte de Sony y de Microsoft no parece que vaya a estar cerca. La semana pasada se sucedían los rumores sobre PlayStation 4. Finalmente, tras muchas especulaciones desde la compañía japonesa decidieron reafirmarse en su idea. "Siempre hemos dicho que el ciclo de vida de PlayStation 3 es de 10 años y no hay razones para cambiarlo", zanjaba Kaz Hirai, presidente del gigante nipón. Con estas palabras, salvo que finalmente la compañía decidiese rectificar, se venía a asegurar que la PS4 no llegaría hasta al menos 2016.

Todo apunta, por tanto, a que Sony espera a la llegada de nuevos televisores para lanzar su videoconsola. La compañía está inmersa de lleno en el desarrollo de la tecnología Ultra High Definition (UHD), capaz de ofrecer una resolución muy superior la actual Alta Definición y que se aplicaría tanto en los televisores como en PlayStation 4 para ofrecer una experiencia totalmente innovadora con el realismo por bandera.

Por su parte, Microsoft parece estar en la línea de Sony por lo que respecta al plazo de lanzamiento de su futura Xbox 720. Según informa Gamerzona.com, la compañía de Redmond ha confirmado que no estará presente en la próxima edición del E3 con su nueva consola. Una posible presentación, al menos de un prototipo de la consola, habría hecho pensar en un lanzamiento al mercado para finales de 2013, pero no parece que esto vaya a ser así.

Desde el fabricante estadounidense se han mostrado muy orgullosos de la llegada de Kinect, el periférico que permite el control sin mandos gracias a su sistema para captar los movimientos y voz del usuario. La llegada de este hardware se ve desde Microsoft como una forma de ampliar la vida a la actual Xbox 360, por lo que habrá que esperar al menos a 2014 o quizá 2015 para que se lance la consola de nueva generación del gigante norteamericano. Hasta entoces, Wii U habrá tenido tiempo de sobra para asentarse en el mercado.

Visita Gamerzona.com, nuestro portal especializado en videojuegos