Nueva estafa se propaga por Facebook de forma masiva

Nueva estafa se propaga por Facebook de forma masiva

Redacción

Facebook sigue sin poder controlar las amenazas que se extienden con frecuencia por la red social. La última de ellas, un mensaje que se propaga en los muros de los usuarios de habla hispana con el reclamo "Sales en un vídeo" supuestamente colgado por un contacto de la víctima.

Hace apenas un mes conocíamos cómo se propagaba por Facebook un ataque spam a base de imágenes violentas y pornográficas en los muros de miles de usuarios de la red social. Desde la compañía entonaban disculpas y hacían un llamamiento para que los usuarios vigilasen los enlaces que otros contactos les sugerían en sus muros, puesto que es la forma de expandirse de este tipo de mensajes de spam o potenciales estafas.

En esta ocasión se ha alertado sobre una nueva amenaza que puede acabar en estafa económica para los usuarios menos precavidos. Los cibercriminales vuelven a utilizar un reclamo en el que es fácil que los usuarios "piquen". Se trata de un mensaje en el muro de las "víctimas" con un sencillo mensaje: "Qué tal, ya viste que sales en este vídeo?", acompañado de un enlace que en caso de ser pulsado inicia un peligroso proceso.

Según desvela Ontinet, el enlace redirige a una web de similar diseño a Facebook alojada en un dominio de Blogspot, la conocida plataforma de blogs de Google. En ella los cibercriminales piden al internauta la instalación de un complemento en el navegador si quieren ver el supuesto e inexistente vídeo. Dicha extensión se camufla como necesaria para ver los vídeos de YouTube, pero enciarra un código malicioso que distribuye la amenaza por el resto de contactos del usuario, de ahí su rápida propagación.

Sin embargo, el riesgo fundamental estriba en que tras distribuirse entre los usuarios, se solicita el número móvil de la víctima para acceder al definitivo visionado del vídeo. Si el usuario accede y facilita su número éste queda suscrito a un servicio de tarificación adicional a través de la recepción de mensajes SMS y de esta forma proceder a una estafa en toda regla. Por último, también se ha advertido que la extensión pide al usuario el nombre de usuario y la contraseña del servicio MSN Messenger.

Como hemos visto se trata de un proceso en el que los usuarios más acostumbrados a utilizar la Red resulta difícil que puedan caer, pero recordemos que el amalgama de usuarios es muy amplio y los más jóvenes o menos conocedores de Internet pueden caer si no navegan con precaución.