La lista negra de Google de páginas de descargas sigue aumentando

La lista negra de Google de páginas de descargas sigue aumentando

Redacción

Google parece dispuesta a seguir poniendo trabas a las páginas web de enlaces. El buscador, aunque siempre ha defendido la postura basada en que "el enlace es legal", continúa engrosando la lista negra de páginas a las que obstaculiza su acceso.

El filtro antipiratería de Google sigue en marcha y cada vez se lleva a más páginas por delante. En el último año nos hicimos eco de la medida impulsada por el buscador en la que redujo drásticamente el número de términos sugeridos en sus resultados. Los afectados fueron aquellos relacionados con la llamada "piratería", encontrándose entre otros los programas de P2P BitTorrent o eMule. Los servicios de descarga directa como Megaupload o Rapidshare también dejaron de sugerirse cuando el usuario introducía palabras a buscar.

La compañía de Mountain View decidió rectificar esta postura pero no mediante un cambio radical. El buscador decidió indexar en una lista negra sitios web que según le notificasen los titulares de los derechos de autor infingen la propiedad intelectual con sus enlaces. Algunas de las webs más conocidas de la Red para acceder a esta información dejaron de ser sugeridas cuando el usuario tecleaba su nombre.

Según leemos en TICbeat.com, el buscador está dispuesto a seguir con estas prácticas y el conocido tracker de BitTorrent The Pirate Bay también se ha visto afectado. No obstante, esto no quita para que una vez se introduzcan todas sus palabras la web sí aparezca entre los primeros resultados de búsqueda. Se trata de una postura que a priori puede parecer que no afecta a las visitas a estas webs pero su incidencia es algo significativa.

En algunas ocasiones el buscador ha ido más allá e incluso ha borrado de sus resultados algunas páginas de enlaces. Tal fue el caso de la página francesa Allostreaming, del que os informamos el pasado mes de septiembre. El "pecado" de esta web no fue otro que enlazar a contenidos alojados en servidores externos como Megaupload o webs de streaming como Megavideo.

Resulta llamativo que Google actúe de este modo, puesto que la compañía estadounidense siempre ha defendido que el enlace no es delito. Al menos así lo ha declarado incluso criticando las leyes antidescargas impulsadas en algunos países como la Ley Sinde en el caso de España.