Los ingresos millonarios gracias a Juego de Tronos contradicen el daño de las descargas P2P

La espectacular serie "Juego de Tronos" basada en las novelas del escritor George R. Martin vuelve a ser un buen ejemplo de la buena salud con la que cuenta la industria audiovisual a pesar de las constantes quejas sobre el supuesto daño que hace a la industria la circulación de los contenidos con copyright por Internet.

Según leemos en Cincodías.com, el volumen de negocios de Time Warner, gigante estadounidense de las comunicaciones, se situó en 7.030 millones de dólares (4.916 millones de euros), gracias al éxito que ha cosechado la compañía con grandes series como la aclamada "Juego de Tronos". Esto supuso un incremento interanual del 8,8% en los ingresos de su división de televisión y conllevó unos beneficios netos de 638 millones de dólares (446 millones de euros), un 13,5% más que en el mismo periodo de 2010.

Los ingresos producidos por los canales de televisión por cable han sido fundamentales. TNT, TBS y Cartoon Network son algunos de estos canales, pero destaca la aportación de HBO, responsable de "Juego de Tronos", lo que nos lleva a pensar hasta qué punto hacen daño las criticadas descargas por Internet a una industria en constante lucha en su discurso contra esta práctica en la Red aduciendo pérdidas importantísimas.

¿Por qué no plantearse que las descargas y el P2P pueden ser muy beneficiosos para la industria? De hecho, han sido varios los estudios que han confirmado que los usuarios habituados a descargar contenidos en redes como BitTorrent acaban por ser los mejores clientes de la industria. En muchos países como España, además, son estas redes y las páginas de enlaces las únicas que permiten el acceso a multitud de series. El pasado año se calculó que la oferta en la red P2P eMule en cuanto a series cuadruplicaba a la bautizada como "oferta legal".

Con esta imposibilidad total de acceso a ciertos contenidos por estas vías, los usuarios carecen de alternativas. Aun así, existiendo estas opciones, ha quedado más que demostrado que los usuarios sí consumen pagando por ello cuando el contenido es de calidad. Ahí están los ejemplos de videojuegos como Starcraft, Halo o Call of Duty, superventas a pesar de circular libremente en redes P2P y páginas de descarga directa. A los beneficios recaudados en esta ocasión por Time Warner nos remitimos.

¿Qué hace falta para que la industria cultural cambie su discurso? "Juego de Tronos" es sólo un ejemplo más y seguro seguirán apareciendo numerosos contenidos de calidad que serán apreciados por los usuarios para bien de las arcas de la industria. Quizá debería esta centrarse más en su papel creador y en adaptar su modelo de negocio a los nuevos tiempos. Probablemente incluso mejorasen sus registros económicos.