Ocultan un estudio que confirma que los usuarios de P2P son los que más contenidos compran

Los "piratas" de la Red son los mejores clientes de la industria cultural. Así lo demostró un estudio en Alemania. Sin embargo, los intereses de la propia industria por criminalizar el intercambio de archivos en redes P2P como BitTorrent o eMule ocultaron el informe hasta hace apenas unos días.

El diario El País se hace eco de la información aparecida en el portal alemán Telepolis y que nos vuelve a demostrar hasta dónde está dispuesta la industria cultural con tal de proteger sus intereses. El caso ha acontecido en Alemania, pero a tenor de lo conocido podría haberse producido en cualquier país dada la insistencia por parte de este colectivo de empresas por señalar a los usuarios de redes P2P de cualquier parte del mundo como los responsables de sus supuestas pérdidas.

En concreto fue un cliente de la consultora Gfk quien encargó un estudio sobre la conducta de los usuarios del famoso portal de enlaces Kino.to. La intención de su encargo era demostrar que los usuarios de programas P2P eran los principales responsables de la crisis en el mercado audiovisual del DVD. Nada más lejos de la realidad. Las conclusiones a las que se llegó demostraron más bien todo lo contrario y finalmente, este "cliente" (presumiblemente la industria de Hollywood) decidió ocultar de la luz pública el informe.

Los resultados del estudio demostraban que los usuarios del citado portal de enlaces acudían con mayor frecuencia al cine y compraban en DVD sus películas favoritas en mayores cantidades que otros usuarios. Además, se probaba que el visionado de películas en streaming inducía a la posterior compra de la película.

A pesar de todo ello, el 8 de junio las autoridades alemanas cerraban Kino.to con la colaboración de agentes de varios países, entre los que se encuentra España. La web tenía 4 millones de visitas al día que permitía a sus administradores generar grandes cantidades de dinero. La policía asegura que 2,3 millones de euros fueron bloqueados en distintas cuentas bancarias procedentes de los beneficios generados por el portal.

Con el cierre del mismo al margen, hay que destacar que el estudio que ha permanecido oculto sigue la línea de otros que sí fueron publicados. En 2009, en un estudio realizado entre universitarios franceses se aseguraba que cerca de un tercio de los usuarios de P2P había declarado que las descargas les inducían a alquilar o comprar vídeos que no habrían realizado sin este tipo de visionado previo. Un año antes, en otro informe de la Universidad de Rennes se afirmaba que los usuarios de P2P eran los más dispuestos a pagar por conseguir una copia comercial de la película visionada.

El pasado año ya recogimos un estudio de similares características al alemán, realizado en aquella ocasión en Países Bajos. Allí se alcanzó una conclusión muy similar: "El 68% de los usuarios que descarga música también la compra, acude a conciertos y adquiere productos de merchandising. Quienes descargan películas en DVD compran significativamente más DVD que quienes no acostumbran a descargar. El 67% de aquellos que descargan frecuentemente videojuegos también son habituales compradores", aseguraba. "No parece que haya una clara relación entre el declive en las ventas y el intercambio de archivos", concluyó un informe que aunque no ha sido ocultado sí ha sido ignorado puesto que la industria sigue culpando al P2P de todos sus males.