EEUU insiste en el bloqueo de dominios de Rojadirecta al tratarse de una fuente de piratería

El Gobierno de Estados Unidos insiste en la ilegalidad de Rojadirecta a pesar de ser una página web declarada legal por la Justicia española. El país norteamericano asegura que se trata de una fuente de piratería y quiere que se mantenga el bloqueo hacia sus dominios.

El caso de Rojadirecta sigue generando noticias. El portal de enlaces a retransmisiones deportivas vio cómo el pasado mes de febrero, la Corte de Nueva York aprobaba el bloqueo a sus dominios .com y .org así como a más de 200 páginas web a las que acusaba de colaboración con la llamada "piratería", a pesar de que no alojaban en sus servidores ningún contenido que pueda considerarse ilegal.

Desde entonces resulta imposible acceder a la web a través de esos dominios -aunque sí a través de otros- y el conflicto permanece abierto porque Puerto 80, propietaria del sitio no ha quedado ni mucho menos conforme con lo sucedido. Por este motivo, un mes atrás, los dueños de Rojadirecta decidían demandar al Gobierno estadounidense reclamando que se volviesen a establecer los dominios incautados y pedir responsabilidades sobre estas medidas.

Las autoridades del país norteamericano, lejos de escuchar los argumentos desde España, insisten ahora en la ilegalidad de la web aludiendo a su jurisprudencia y la contribución de la web española con la llamada "piratería". Desde EEUU se apunta a que la devolución de los dominios a la web española hará que vuelvan a incurrir en los delitos de los que se acusa.

Sin embargo, hemos de destacar la gravedad de este caso, dado que sin haber sido juzgado por ello, a Rojadirecta se le condena directamente y es la propia web la que tiene que demostrar su inocencia en un país a cuyas leyes de propiedad intelectual no está sometida, lo que agrava el caso hasta la censura. Además, es muy importante mencionar que la Justicia española ya declaró completamente legal a esta web porque no aloja ningún contenido que vulnerase los derechos de autor.