Diferentes formas de saltarse el bloqueo de una página web

El bloqueo de Masquetorrent, Isohunt, 1337x, Limetorrents, Torlock, Torrentfunk y Extratorrent en España ha vuelto a colocar el asunto en la primera plana de la actualidad. No obstante, aunque ya sabemos que bloquear webs no sirve para nada, el año pasado se bloquearon hasta 47 webs en España por infringir el copyright y los derechos de autor. Las operadoras de telecomunicaciones quedan obligadas al bloqueo tras las sentencias, pero existen muchas formas de evitarlo. Os contamos hasta 10 formas diferentes de saltarse el bloqueo de una página web.

Los bloqueos de páginas web o sitios web por parte de operadores no deberían producirse, sin embargo, están a la orden del día. Esta forma de censura ha demostrado ser totalmente ineficiente para el fin perseguido que no es otro que acabar con la piratería. Dejando de lado estudios que destacan que la piratería es incluso beneficiosa para todos los bandos, lo cierto es que creemos firmemente en otras alternativas como las de ofrecer opciones legales con precios acordes al mercado.

Además, es que sabemos a ciencia cierta que los bloqueos de páginas web no sirven de nada. The Pirate Bay debe ser la web más bloqueada de la historia y, aun así, ha sido la más visitada de su segmento durante muchos años. Los usuarios que acceden a estos portales saben perfectamente cambiar unas DNS o utilizar una VPN. Incluso, sabemos que, con cada web bloqueada, aparecen 2, 4 o 7 nuevas alternativas con dominios diferentes y el mismo contenido.

Bloqueos por DNS y geobloqueos

El bloqueo por DNS es uno de los más utilizados por los operadores y consiste en bloquear el acceso a una determinada página web. Es decir, cuando intentamos acceder a una web bloqueada, los servidores DNS de nuestro proveedor de Internet no nos darán ninguna respuesta y por lo tanto, no podremos acceder a la web solicitada.

Teniendo en cuenta que el DNS es el encargado de convertir el nombre de un dominio o web a una dirección IP, lo único que tienen que hacer para bloquear el acceso a determinadas webs es añadir esa IP como una de las no permitidas. Esto es posible puesto que el router que nos facilita nuestro proveedor de Internet viene configurado de tal manera que bloqueará las webs que por ley le hayan solicitado que no debe permitir su acceso. Ahora bien, como podemos ver a continuación, existen numerosas maneras de saltarse este tipo de bloqueos.

Otro de los bloqueos con los que más nos podemos encontrar a la hora de acceder a una web o servicio online es el geobloqueo. Un ejemplo muy claro es intentar acceder al contenido de Netflix de otro país. En esta ocasión, este tipo de bloqueos se aplican en base a nuestra dirección IP, ya que permite saber desde qué región nos estamos conectando a Internet.

Es decir, la dirección IP pública que nos asigne el router de nuestro operador, permite que los sitios os servicios online que intentamos visitar puedan saber nuestra ubicación geográfica y bloquearnos el acceso.

Este tipo de bloqueos es bastante frecuente en webs de hoteles, compañías aéreas, servicios de contenidos en streaming o webs con contenidos cuyo cumplimiento con los derechos de autor estén ligados a la ubicación geográfica donde nos encontremos. Al igual que los bloqueos por DNS, este tipo de bloqueos también nos los podemos saltar tal y como te mostramos a continuación

Soluciones desde tu conexión a Internet

Como no creemos para nada en el bloqueo de páginas web, como tampoco creemos en que la neutralidad de la red sea algo perjudicial tal y como defiende el ejecutivo de los Estados Unidos, hoy os vamos a dar hasta 10 formas diferentes de saltarse el bloqueo de una página web, generalmente de descarga o torrent en España. En primer lugar, vamos a comentarlo cómo puedes hacerlo desde tu propia conexión a internet.

Utilizar una red privada virtual o VPN

La primera forma de saltarse el bloqueo de un sitio web es mediante el uso de una red privada virtual o VPN. Virtual Private Network (VPN) en inglés es una tecnología que, a grandes rasgos, utiliza combinaciones cifradas para que nuestro PC pueda enviar y recibir datos en redes compartidas o públicas como si fuera una red privada. Nuestro equipo se conecta a esta red y esta a su vez a la dirección web que queremos acceder. De esta forma es posible saltarse el bloqueo.

Hay servicios VPN gratis o de pago muy interesantes para estas funciones, como es el caso de ExpressVPN, NordVPN, Hotspot Shield Speedify, y muchos otros. Has de tenerlo instalado en el dispositivo en que quieres conectarte. Antes de instalar la que te interese, comprueba que te ofrece, si se adapta a lo que buscas y si es un servicio seguro.

VPN

Utilizar un Proxy

Otra alternativa pasa por utilizar un proxy web, una tecnología que nos puede sacar de un apuro, pero que es menos segura que la anterior. En Internet existen cientos de proxys gratis que podemos usar para acceder a una página web bloqueada. Te encontrarás con una gran cantidad de ellos gratuitos y de pago. En caso de que uses los gratis, tendrás que buscar servicios de confianza para que no te engañen ya que hay muchos peligros en internet.

Algunos de ellos son ProxySite, Hidester, Hide My Ass, Hide Me y otros. En más de una ocasión te hemos comentado algunos de estos servicios con los que podemos hacer esto, aunque la primera opción sea usar una VPN gratis o de pago. Te recomendamos que consultes bien todas las condiciones del servicio para encontrar el que más se adapte a tus necesidades y preferencias.

Cambiar las DNS

Siempre hemos defendido que el bloqueo a nivel de DNS es ridículo en la lucha contra la piratería. Como sabemos, nuestro proveed de Internet nos asigna unos DNS para navegar por Internet en los que aplica los bloqueos judiciales de páginas web. Con un simple cambio de DNS por unas alternativas vamos a poder seguir accediendo y saltarnos así el bloqueo.

google dns tls

A la hora de cambiar las DNS, dependerá de nuestro sistema operativo. Por ello, podemos configurar nuestras DNS alternativas de varias formas:

  • Windows: aquí tendremos que acceder en primer lugar desde el botón de Inicio de Windows a la Configuración del sistema. Desde aquí nos iremos a Redes e Internet y, en la sección Estado elegimos Cambiar opciones del adaptador. También podemos hacerlo desde el Panel de Control. Cuando estemos antes las conexiones de red disponibles clicaremos con el botón derecho sobre ella y elegiremos Propiedades. El elemento a modificar en este caso será Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4). Pulsamos y vamos de nuevo a Propiedades. Aquí, tendremos que elegir las casillas inferiores de direcciones de servidor DNS particulares. Por último, agregamos 1.1.1.1 y 1.0.0.1 en los servidores DNS preferido y alternativo.
  • macOS: empezamos yéndonos al menú principal de Apple y seleccionamos preferencias del Sistema > Red. Aquí debemos decantarnos por la red activa en ese momento, ya sea una conexión de tipo WIFI o a través del cable de Ethernet. Elegimos la opción de Avanzado y, a continuación, hacemos clic en la pestaña DNS. Tenemos que encontrar el apartado llamado Servidores DNS de la nueva ventana. Hacemos clic en el símbolo + o Añadir y, finalmente, rellenamos con las DNS de Cloudflare: 1.1.1.1 y 1.0.0.1.
  • Linux: en este caso, si bien puede haber algunas variaciones, la norma general nos dice que debemos irnos al correspondiente icono de red o sus opciones relacionadas. Una vez aquí, tendremos que decantarnos por Editar las conexiones. Como en los casos anteriores, tendremos que pinchar sobre la conexión, ya sea WIFI o cable de Ethernet. Le damos a Editar y ahora vamos a la pestaña Ajustes de IPv4. En los correspondientes campos de Servidores DNS teclearemos 1.1.1.1 y 1.0.0.1.

Soluciones desde tu navegador

También te puedes encontrar con diferentes soluciones desde tu propio navegador, como puede ser accediendo a servicios alternativos a lo anterior o instalando plugins, o incluso instalando otro navegador, como es el caso de TOR por todo el potencial que tiene para este uso.

Usar el navegador TOR

La siguiente alternativa pasa por acceder a través del navegador TOR y utilizar el dominio de la Deep Web que suelen tener muchos de estos portales. Estos dominios raramente dejan de funcionar y siempre podemos acceder sin problemas. Así puedes encontrar páginas .onion en la Deep Web que funcionen. Su red oculta tu identidad al realizar una actividad de Internet por medio de sus servidores.

Así tendrás total seguridad y anonimato sin que nadie pueda rastrear tu actividad. Por eso, es una de las principales puertas de acceso a la Deep Web o Dark Web, siendo las primeras las que no se han registrado en motores de búsqueda por motivos diferentes que no quieren decir que esta sea peligrosa ni ilegal, mientras que para entrar en la otra es mejor que sepas lo que haces. Es un poco más lento que los servicios VPN, pero merece la pena por ser la mejor forma de acceder a ciertas páginas web.

Plugins: Anonymo X en Chrome o Firefox

anonymoX es un plugin o extensión para Chrome y Firefox que nos permite varias cosas. En primer lugar, navegar de forma anónima por Internet, en segundo lugar, cambiar la IP y el país de esta y, en tercer lugar, acceder a páginas web bloqueadas, el punto que precisamente nos interesa en este caso. Podrás omitir bloqueos de Geo IP e incluso tienes la posibilidad de establecer configuraciones separadas para web, aunque esto solo podrás hacerlo en Firefox. Una vez que entras en la web te aparecerá la opción de descargar el complemento para tu navegador.

Tiene una opción premium con más ventajas, como mayor rapidez, tráfico ilimitado, capa adicional de cifrado, eliminación de publicidad y más de 121 identidades más, entre otros. Si pagas mes a mes, costará 5,89 dólares mensuales, si es anualmente pagarás 35,34 dólares al año y si es bienal pagarás 62,83 dólares en total por los dos años. Si solo quieres probar un mes, el precio es de 6,55 dólares. Todo dependerá del uso que quieras darle. De todas formas, si no quieres pagar, te recomendamos que tienes la opción gratuita válida en muchos casos.

anonymox

Utilizar la IP en lugar de la URL

Cada página web que visitamos mediante la introducción de una URL o la búsqueda de su dirección en Google, es realmente una dirección IP. Uno de los problemas del bloqueo que se realiza actualmente por parte de las operadoras es que se realiza a nivel de DNS en la inmensa mayoría de casos, lo que impide que podamos acceder a la URL en cuestión, pero no a la IP del dominio.

IP Bloqueo

Para localizar la IP de una página web bloqueada, bastará con acceder al símbolo del sistema o CMD, escribir “ping www.pagina.com” sin las comillas y pulsar intro. En unos pocos segundos nos devolverá la dirección IP de la web bloqueada que ya podemos introducir en la barra de direcciones del navegador como una URL convencional. También podemos usar la web ping.eu/ping.

La caché de Google es nuestra amiga

Los bloqueos de páginas web se producen en un momento temporal concreto, lo que hace que la caché de Google no cambie durante un tiempo. Por esa razón, si estamos ante un bloqueo reciente, podemos buscar ese dominio en Google y pinchar sobre la flechita verde o triángulo invertido que aparece junto a la URL. Eso nos abre un menú con la opción “En caché” que nos permite ver la versión guardada que tiene Google de una web en concreto.

La versión en caché es una captura de pantalla de la página en cierto día en concreto, generalmente el día de hoy. Afirman que puede sufrir modificaciones desde entonces. En este caso podrás acceder a la versión completa, de solo texto o ver el origen. Sin hacer nada más, podrás ver la página sin que tengas que descargar nada ni tener que hacer nada en especial más que buscarlo en el famoso buscador.

Para terminar, volvemos a incidir en que el bloqueo de webs no vale de nada. Además de todas las formas que hemos explicado para saltárselo o acceder a una versión funcional de la web bloqueada, sabemos que cada cierre termina originando la apertura de más de una nueva web de descargas, por lo que se multiplica el problema sin ponerle remedio de forma eficiente.

Otros servicios

Hay otras opciones menos conocidas, aunque quizá sepas cuáles son, para acceder a páginas restringidas para ti. No es lo mismo que en todas las soluciones anteriores, pero pueden ser complementarias a las anteriores o para utilizar en ocasiones puntuales. Por ejemplo, si no estás en tu casa o quieres entrar en una web a la que tienes el acceso bloqueado hasta que encuentres otra alternativa.

Utilizar el traductor de Google

No, nos hemos vuelto locos con esta. Lo cierto es que algunos traductores online, como Google Translate, sirven para acceder a webs bloqueadas. Para ello, tenemos que acceder a la herramienta, escribir la URL y traducirla a otro idioma dejando que sea Google el que acceda a la web bloqueada. Esto suele funcionar en algunas ocasiones. También podemos utilizar AltaVista BabelFish si nos resulta más interesante.

Aunque no lo parezca, esta es otra forma de saltarse determinadas restricciones y bloqueos. Solo tienes que acceder al traductor de Google. Es un método ya clásico y conocido por algunas personas que puede salvarnos de algún apuro. Resulta efectivo, por ejemplo, si nos encontramos en un ordenador que no es el nuestro y en un lugar donde hay limitaciones de acceso a los sitios web: bibliotecas, colegios, etc. Si necesitamos acceder a ciertas páginas y no podemos, es otra solución a la que recurrir.

  • Para ello, debemos abrir el traductor en primer lugar. Ahora, en el campo de texto de la izquierda escribimos la dirección url de la web a la que no podemos acceder.
  • Ahora pinchamos en el botón de Traducir y se nos mostrará la página web traducida. Si el sitio se encuentra en el mismo idioma y no requiere traducción, se mostrará tal cual.

En determinadas ocasiones, dependiendo del tipo de bloqueo, del estilo y del contenido de la web, algunas partes puede que no se vean. No obstante, podremos por lo general acceder a la gran mayoría de funcionalidades de la página.

Utilizar Internet Archive — Wayback Machine

Wayback Machine es una interesante web que nos permite “viajar en el tiempo”. Se trata de una iniciativa de Internet Archive para preservar la historia de Internet. Más allá de este noble contenido, podemos utilizar el servicio para acceder a varias versiones archivadas de la web para consultar o revisar su estado en ese determinado momento. Para ello, solo tenemos que entrar en la web y seleccionar la fecha en la que queremos hacer nuestra consulta. Nos aparecerá la web que queremos encontrar, además de la posibilidad de acceder a sus páginas internas en la medida de lo posible.

Así podrás ver cómo era una página antes de ser bloqueada para ti y navegar por ella, o antes de ser borrada. Para ello deben haberse guardado copias de la página, algo que este servicio hace con frecuencia y puede haber algo que no te funcione por problemas de compatibilidad, que no se haya guardado bien o alguna otra razón.

webarchive

Utilizar las alternativas de Unblocked

Una web llamada Unblocked, nos permite acceder a las versiones alternativas de decenas de páginas web que suelen estar bloqueadas en España y otros países. Visitando el mismo, tenemos varias secciones de páginas torrent, página de streaming, página de deportes en directo, páginas de descarga directa, página de descarga de música y página de descarga de libros. Un simple clic en la web deseada y accederemos en segundos. Si no puedes usarlo en el momento porque tu navegador la ha bloqueado y no puedes saltarte el bloqueo, prueba a hacerlo después ya que puede funcionar más tarde, o intentarlo desde otro navegador.

unblocked

Recuperar la web por correo electrónico

Aunque ya tenemos muchas opciones para saltarnos el bloqueo o recuperar el contenido de sitios bloqueados, vamos a ver una última opción algo más exótica. En este caso, hablamos de recuperar una copia de la web bloqueada por correo electrónico. Para ello, tenemos que recurrir a un servicio como Web2Mail.

¿Conlleva riesgos legales?

Tener que hacer uso de VPN’s, Proxy o cualquiera de los consejos que os hemos dejado, da la sensación de que tenemos que eludir ciertos filtros de forma ilegal cuando esto no es así. El uso de VPN’s es totalmente legal en la Unión Europea y la única represalia que podemos tener es que, si por ejemplo accedemos a Netflix EEUU desde la Unión Europea la plataforma detecte que estamos usando un Proxy o una VPN y no nos permita ver el contenido seleccionado, pero nunca nos cortará el servicio u otro tipo de represalias.

Si quieres hacer uso de una VPN hay una infinidad de posibilidades tanto gratuitas como de pago. Si nos decantamos por una aplicación gratuita hay que tener en cuenta que existen algunos riesgos y que pueden poner en peligro tu seguridad conteniendo malware. Por eso, es muy importante elegir la aplicación más adecuada para ello, optando solo por alternativas seguras. En algunos casos esas aplicaciones podrían monitorizar tu actividad de Internet pudiendo comprometer tu privacidad. Algunas no son capaces de eludir el bloqueo de las plataformas de streaming o limitan la cantidad de datos que puedes utilizar, además suelen bombardearte con publicidad. Por eso es necesario leer las condiciones a la hora de instalar una VPN gratuita para saber a lo que nos estamos exponiendo.

¡Sé el primero en comentar!