Alejandro Sanz se siente utilizado y avergonzado por el escándalo de la SGAE

Y al sexto día, Alejandro Sanz habló. El artista que desde hace unos meses se convirtiese en uno de los más fanáticos defensores de la lucha contra la piratería, la Ley Sinde y la situación de los autores en la actualidad ha asegurado que si se demuestra el desvío de fondos de la SGAE "sería el mayor acto de piratería".

Alejandro Sanz volvió a utilizar su cuenta en Twitter para expresar su opinión sobre el presunto fraude millonario que se habría cometido por parte de la cúpula de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). El madrileño afirmó que "Si se demuestran los delitos sería el mayor acto de piraterìa de la historia, hay que limpiar la institucion y trabajar para acercarnos a la gente". En su mensaje dijo sentir "rabia por lo que ha pasado en SGAE".

"Me siento utilizado y avergonzado", reconoció uno de los artistas más criticados en los últimos meses por utilizar su cuenta en Twitter para no sólo criticar a quienes se oponían a la Ley Sinde, sino que incluso llegó al insulto. En esta ocasión, el artista ha rebajado su tono ante este hecho, al que ha calificado de "escandaloso". Su discurso pasa ahora por la "transparencia y diálogo" como "máximas para asegurar un futuro digno a los autores". "Creo que puede ser una catársis. No es justo condenar a todos por un puñado", explicó.

Cree en la necesidad de modificar el canon digital

Igualmente, sorprendió con una propuesta sobre el canon que hasta que no se ha destapado la trama nunca había expresado. "El canon debe ser revisado sin duda, pero tambien la criminalizacion indiscriminada y sin fundamento de los socios de SGAE. Es el comienzo. Ojala podamos encontrar soluciones", afirmó el músico.

Llama la atención la reacción con la cabeza gacha de un artista que siempre ha defendido un sistema de derechos de autor respaldado por una institución como la SGAE. Nunca es tarde, como admite el madrileño, "para mejorar", pero sus declaraciones no dejan de ser oportunistas. Al menos, no defiende con fe ciega a implicados como Teddy Bautista como han hecho otros cantantes como Víctor Manuel o Andrés Calamaro, que ven una "mano negra" detrás de la operación contra una entidad cuyas cuentas distan mucho de estar claras.