Comienza la lucha para evitar que los operadores cobren por las conexiones involuntarias a Internet

Los operadores continúan cobrando a los usuarios que se conectan a Internet de forma involuntaria desde sus teléfonos móviles. Estas prácticas podrían empezar a ser perseguidas por ley, dado que se consideran abusivas y dejan en situación de total indefensión al usuario.

Las conexiones a Internet sin intencionalidad desde el smartphone son un error común del que en ocasiones son víctimas los usuarios, lo que les supone un gasto extra no previsto en su factura que podría llegar a su fin. Según leemos en Europa Press, la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso ha aprobado una Proposición no de Ley del PP que solicita al Gobierno que pida a las compañías de telefonía móvil no cobrar a los usuarios por las conexiones involuntarias a Internet.

Dolors Nadal, la diputada popular encargada de realizar esta propuesta ha señalado que el Gobierno tiene que ser más vigilante en éste y otro tipo de abusos en que incurren habitualmente los operadores con los usuarios. Entre los ejemplos propuestos por Nadal está el de una ciudadana a quien su compañía le facturó más de 2.100 euros por conexiones a Internet cada 8 minutos durante más de dos semanas.

"No son casos inevitables"

"Este tipo de casos no son inevitables, los operadores de telefonía móvil tienen en sus manos la capacidad técnica para detectar consumos, no ya inhabituales sino directamente imposibles, como el citado anteriormente, y generar un aviso para el usuario", advirtió la política. También podrían detectarse las microconexiones involuntarias de apenas unos segundos, en los que es imposible que dé tiempo a navegar por Internet y que se cobran al usuario.

A buen seguro los operadores aludirán a complicaciones técnicas para detectar qué conexiones son involuntarias y cuáles no, pero el Gobierno habrá de dar un paso en este sentido y posicionarse aceptando una proposición encaminada a luchar contra los abusos de unas compañías, las de telecomunicaciones, que siguen tristemente encabezando listas de empresas más denunciadas por los usuarios.