El PP plantea que los datos de los españoles en Internet se alojen en servidores españoles

¿Sabías que cuando abres una cuenta en Facebook tus datos son alojados en Estados Unidos? ¿Y que un juez estadounidense podría ordenar que se investigasen esos datos a pesar de que no vivas en el país norteamericano? El Partido Popular ha anunciado que propondrá en su manifiesto sobre Internet que todos los datos de los ciudadanos españoles se alojen en servidores de nuestro país.

La orden judicial estadounidense que ha exigido a la red social Twitter que revele las cuentas, la dirección física, los teléfonos y los contactos asociados a Wikileaks y su fundador, Julian Assange, ha reabierto el debate sobre la protección de datos en la Red y el almacenamiento de éstos en servidores fuera del país de residencia de los ciudadanos. "Esto es una realidad nueva a resolver", señaló Artemi Rallo, director de la Agencia Española de Protección de Datos en declaraciones realizadas a El País.

Según se señala en el mismo artículo, cuando un internauta crea una cuenta en un servicio de Internet, acepta las normas de uso de sus gestores. En el caso de las redes sociales como Facebook o Twitter o de los servicios de correo electrónico de Gmail, Yahoo! o Microsoft, sus administradores advierten de que, como las compañías están en Estados Unidos, la norteamericana es la jurisdicción que se aplica sobre el tratamiento de la información almacenada en sus servidores. Facebook, por ejemplo, advierte que "las leyes del Estado de California rigen los estatutos". En caso de residir fuera señala que: "Usted es consiente que sus datos personales se transfieran y se procesen en EEUU".

Este hecho ya se ha encontrado con las críticas del Partido Popular, como podemos leer en elmundo.es. Una de sus propuestas en lo que se ha denominado el "Manifiesto de Valencia", que trata sobre los derechos en Internet, es que los datos electrónicos de los españoles sean considerados como "soberanía nacional". Por lo tanto, según la formación política, deben registrarse en servidores españoles. "No se debe consentir que se transfieran fuera" porque "un país cuyos datos se encuentran en el extranjero no será dueño de su propia soberanía".

"Los datos oficiales deberían estar todos en servidores españoles, los que se refieren a nuestra intimidad, salud, educación, y no salir nunca de los servidores de nuestro país", apuntó el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons. Asimismo, el portavoz popular lamentó que las últimas filtraciones de WikiLeaks se centrasen en un "país aliado como es Estados Unidos" ya que estos documentos "se ceban con los países libres". Por ello, considera que a EEUU "hay que tratar de echarle una mano" para "reparar la confianza que pueda haberse visto dañada por Wikileaks".