El Gobierno aprovechará los días de fiesta para aprobar la Ley Sinde por la vía rápida

La Ley Sinde será uno de los regalos navideños que el Gobierno hará a la ciudadanía española. A pesar de haber sido repudiada desde la comunidad internauta y haberse demostrado que obedece a las directrices trazadas desde Estados Unidos, el Ejecutivo sacará adelante por la vía rápida una norma que abre la puerta al cierre de webs sin una figura judicial.

Siguiendo el camino tomado desde hace un año, el debate volverá a quedar excluido del Parlamento para sacar adelante los últimos trámites de la Ley de Economía Sostenible, que incluye la polémica Disposición Final Segunda. La prisa mueve al Gobierno a implantar la ley, por lo que será la Comisión de Economía y Hacienda la que finiquite la norma y haga innecesario que tenga que pasar por el debate en el Congreso.

Una única reunión de dicha Comisión servirá para debatir las enmiendas que los diversos grupos han presentado a la norma. La fecha elegida, según ha informado Red SOStenible, será el 21 de diciembre. La Comisión tendrá capacidad legislativa plena, por lo que tras su decisión, la norma sería remitida directamente al Senado sin pasar por el Pleno y de ahí se aprobaría finalmente para pasar a funcionar a comienzos de 2011. El proceso de cierre de páginas web con enlaces P2P comenzaría en abril del año próximo, según admitió la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde.

La estrategia del Gobierno parece clara: por aprovechar los días de fiesta en el periodo navideño, en los que la atención de la ciudadanía está más dispersa, para sacar adelante la ley tal y como se le pidió desde Estados Unidos. Así lo reveló WikiLeaks, que en el informe filtrado evidenció lo que se convertirá en una realidad en apenas unos días. "El embajador (de EEUU) dijo que el gobierno americano quiere ver avanzar la legislación en el Congreso y que no se debilite en el proceso de enmiendas", asegura el cable.

Dicho y hecho. Qué "mejor" manera que esta Comisión para evitar el debate y que se discutan abiertamente las enmiendas a la norma. A pesar de ser una ley de gran importancia, según apuntó el propio Ejecutivo de Zapatero, se utilizará un proceso que suelen seguir leyes de menor trascendencia o de "amplísimo consenso", algo que no parece ajustarse precisamente a este caso. Para poder aprobar en la Comisión el proyecto necesitarán el 51% de los apoyos, por lo que el PSOE ha pactado ya con el PNV, Coalición Canaria y se encuentra cerca del acuerdo con CiU. Esto permitiría dar el espaldarazo definitivo que necesitaría el texto para su aprobación.

Red SOStenible ha animado a los usuarios a ponerse en contacto con los miembros de la Comisión parlamentaria para intentar hacerles "entrar en razón" y exigir cuanto menos que una ley de estas proporciones tenga un debate más amplio en el Parlamento español.