La SGAE asegura que no devolverá ni un céntimo de euro a los ayuntamientos por el canon

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha afirmado que no está dispuesta a devolver ni un céntimo de euro a los ayuntamientos en concepto de canon digital. El argumento esgrimido se basa en que las reclamaciones que han anunciado varias administraciones tras sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea "no tienen base jurídica".

Si ayer conocíamos los casos de nuevas instituciones que se disponen a reclamarle a las gestoras de derechos de autor las cantidades recaudadas en los últimos años y que el TSJUE declaró ilegales debido a su aplicación indiscriminada, las entidades no han tardado en responder. Rafael Sánchez, el portavoz de éstas, ha señalado que es imposible devolver el canon digital porque las reclamaciones "no tienen base jurídica" y que "en ningún caso" el reintegro de la tasa será retroactivo.

Además, lejos de entonar el mea culpa por el cobro de unas cantidades de forma ilegal, ha anunciado que las entidades a las que representa "aplicarán el canon conforme a la normativa actual" hasta que el Gobierno adecúe la sentencia a la legislación española. "Hemos gestionado conforme a un sistema que existe en el resto de países europeo", apuntó Sánchez, pero "a nosotros la compensación nos la han pagado los fabricantes, no los ayuntamientos", remató en declaraciones concedidas a Viva Cádiz.

El Ayuntamiento de Cádiz, así como la Generalitat de Catalunya, fueron algunas de las instituciones que anunciaron su intención de exigir a las gestoras la devolución de un dinero que, al fin y al cabo, pertenece a los ciudadanos. No obstante, Sánchez insistió en que la sentencia no se puede aplicar a lo ya cobrado. "Si ahora un juez le dice a la Agencia Tributaria que la deducciones de vivienda no proceden. ¿Qué hacemos, que a los usuarios que se les devuelva esas cantidades?", argumentó.

El empecinamiento y afán recaudatorio de las gestoras se vuelve a poner de manifiesto. En teoría habría de ser el Gobierno quien tomase medidas urgentes para modificar una legislación que desde Europa se ha rechazado pero si ya de por sí la capacidad de reacción del Ejecutivo no es precisamente rápida, es más que comprensible la tardanza dada la postura de, por ejemplo, la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde. La ex presidenta de la Academia del Cine ya ha afirmado que el canon es necesario y que su eliminación supondría limitar la difusión de la cultura.