La industria musical demandará a los operadores que se nieguen a las desconexiones

La filial de Telefónica en Irlanda, O2, y el operador 3 podrían ser llevados a los tribunales por la Irma (agrupación que representa a la indrustria musical) si se niegan a seguir los pasos de Eircom, que ha implementado el sistema de los tres avisos para desconectar a los usuarios que descarguen archivos protegidos con derechos de autor.

La Irma, que representa a los sellos discográficos como EMI, Warner, Universal y Sony asegura que ya ha avisado tanto a O2 como a 3 para que se esfuercen en acabar con la circulación de material protegido con copyright a través de sus conexiones. En otras palabras, esto podría entenderse como una clara amenaza legal.

La filial de Telefónica en el país insular ha asegurado que "está revisando el caso pero no cree que sea legalmente responsable de las actividades que realizan sus usuarios respecto a compartir archivos". El portavoz de 3 cree que todavía es pronto para pronunciarse. Igualmente, uno de los proveedores de fibra de Irlanda, UPC, ya ha sido demandada por la Irma por negarse a implementar este sistema, y el juicio contra esta compañía comenzará el próximo 17 de junio.

Estas reacciones llegan después de que Eircom, una de las principales operadoras del país, cediese ante las presiones de la Irma e introdujese el llamado sistema de los tres avisos. Este consiste en detectar los usuarios que estén compartiendo archivos y avisarles en primer lugar de forma telefónica. En caso de que el usuario reincida, la compañía desconectará sus servicios durante una semana. Si en la reconexión después de ese periodo el usuario es "cazado" nuevamente, se le desconectará por un año.

Por su parte, el director general de la Irma, Dick Doyle, afirmó a comienzos de esta semana que su asociación se encuentra en negociaciones avanzadas con otros operadores del país, que serían Vodafone y la filial móvil de Eircom, Meteor.