El ADSL universal de 1 mega costará menos de 25 euros y tendrá límite de descarga

Tal como adelantamos en ADSLzone, el precio de la banda ancha universal de un mega costará alrededor de 20 o 25 euros al mes. El Ministerio de Industria ha publicado las características que deben cumplir los operadores para acceder a las ayudas públicas. (Noticia actualizada)

Industria ha publicado en su página web algunas de las peculiaridades de este servicio universal que entrará en vigor a partir del próximo mes de enero y que llevará Internet a zonas rurales donde los operadores no llegan con sus redes fijas o móviles.

Características del servicio según el Ministerio:

– Velocidad de bajada: 1 Mbps (preferiblemente 2 Mbps)

– Velocidad de subida: 256 Kbps

– Tasa de disponibilidad superior al 99%

– Cuota de alta: inferior a 39 euros.

– Cuota mensual: inferior a 25 euros con una limitación, en su caso, del volumen de descargas no inferior a 2 Gbytes.

Según han confirmado fuentes de la Secretaría de Estado de las Telecomunicaciones (SETSI) a este portal, las características publicadas en la página web deben ser cumplidas por los operadores para acceder a las subvenciones públicas. No significa que el servicio universal vaya a tener estas prestaciones concretas, aunque con toda posibilidad serán similares. En cuanto al precio, el Gobierno no lo fijará y serán los propios operadores quien decidan el coste final.

Decepción con las características de la oferta

Aunque el ADSL de 1 mega está considerado como banda ancha, este portal criticó las características del servicio porque cuenta con una velocidad insuficiente para disfrutar de todos los servicios que ofrece la Red hoy en día. Además, el aspecto más negativo es la limitación de tráfico que limita el número de descargas y el uso del propio servicio.

En otros países países europeos la banda ancha universal será más rápida. Por ejemplo, en Reino Unido tendrá al menos 2 megabits y en Finlandia esperan que en 2015 tendrá al menos 100 megas.

Un precio inferior a 20 euros hubiera perjudicado a los operadores

Fuentes del sector consideran que este precio no perjudica a los intereses de las compañías. Los operadores de banda ancha temían que la implantación del servicio universal pudiera canibalizar su base de clientes, provocando una migración masiva de usuarios al nuevo servicio desde las ofertas de mayor velocidad, provocando una catástrofe en sus ingresos.