¿Pueden encarecer las ofertas convergentes el precio de la banda ancha?

¿Pueden encarecer las ofertas convergentes el precio de la banda ancha?

Lucas Cruz

Una moda se está instalando entre los usuarios de españoles. Cada vez más elegimos las denominadas ofertas convergentes de los diferentes operadores para intentar ahorrar en la factura a final de mes. Sin embargo, datos revelados por un estudio reciente indican que este tipo de ofertas pueden acabar encareciendo el precio de la banda ancha. Os contamos por qué.

Las ofertas convergentes suelen incluir en un solo paquete Internet móvil, banda ancha, tarifas de voz y otros servicios como puede ser la televisión. El fundamento de estos packs es que al juntar todo en una factura, acabemos pagando menos que si contratamos los diferentes servicios por separado. Un estudio realizado por Point Topic indica que la expansión de este tipo de ofertas en Estados Unidos ha acabado encareciendo el precio final de la banda ancha en relación con el resto de países, y España podría ir por el mismo camino.

El precio de la banda ancha en el país americano se sitúa en el puesto 58 entre los 90 países incluidos en el informe. La principal razón es la tendencia de los usuarios de contratar ofertas que incluyan banda ancha, servicios de voz y televisión. Hasta aquí nada extraño. Lo que realmente supone un problema, es que si en algún momento quieren contratar únicamente la banda ancha, el precio sube sustancialmente, lo que provoca que casi todo el mundo acabe contratando estos paquetes.

España, situada en el puesto 37 de dicha clasificación va por el mismo camino. Aunque de momento en nuestro país estas ofertas siguen siendo interesantes a la hora de ahorrarnos un pellizco a final de mes, su generalización puede acabar desembocando en una situación similar. Casi forzando al usuario a contratar una serie de servicios de los que podría prescindir y aceptando unas condiciones que pueden repercutir finalmente en precios más altos.

Este problema no afectaría a aquellos que realmente sí deseen disponer de los paquetes al completo, pero un momento dado, si por circunstancias geográficas u otro tipo de inconvenientes, no tienes acceso, por ejemplo, a la televisión, estarás condenado a asumir un coste mayor.

Realmente, lo ideal sería que los operadores españoles dejen a un lado este camino y sigan esforzándose por mejorar las infraestructuras y ofrecer mejores servicios a precios cada vez menores. Movimientos como el realizado por Jazztel recientemente, que ha rebajado el ADSL y ha añadido a su catálogo una oferta de 200 megas simétricos de fibra óptica, suelen tener gran acogida, y debería ser la dirección a seguir.