El iPad Air cuesta a Apple 203 euros, menos de la mitad de su precio de venta

Apple ha conseguido mejorar el nivel de ingresos que recibe por cada iPad Air vendido. La nueva tableta cuenta con unos costes de fabricación que se han estimado en 203 euros para el modelo de 16 GB (solo WiFi), el cual comercializa por 489 euros. La versión más cara, a la venta por 869 euros, tiene un coste de producción de 267 euros, tres veces menos de su precio en el mercado.

IHS Suppli no ha faltado a su cita con el nuevo equipo de Apple en el cercado. Esta compañía está especializada en analizar los componentes de dispositivos electrónicos y estimar un precio en el coste de producción de los equipos. En el caso de la nueva tableta de los de Cupertino se detalla cómo la firma californiana ha logrado ahorrar en estos costes de cara a maximizar el beneficio que logra por cada unidad vendida.

Andrew Rassweiler, analista que se ha encargado de estudiar el trabajo de IHS en el laboratorio, ha asegurado que aunque esperaba "básicamente un iPhone 5s con una pantalla más grande", también hay otros cambios en la fabricación del tablet. Los principales radican en la pantalla (suministrada por LG y Samsung) y en su ensamblaje.

El coste estimado es de 98 euros, un precio algo más caro que en versiones anteriores, ya que se ha reducido su grosor por las distintas capas de 2,23 mm a 1,8 mm. El nuevo tablet cuenta con iluminación LED más brillante y eficiente respecto a versiones anteriores a pesar de contar con un menor número de luces de este tipo. Esto ayuda a que tenga un menor peso y mejore la autonomía de la batería del equipo.

No obstante, donde Apple ha conseguido recortar el coste de producción ha sido en lo referente a su procesador. El nuevo chip A7 tiene un coste de 13 euros para la compañía, 3,7 euros menos que el A5 que se integró en el iPad 3 hace un año y medio. Sumando el resto de componentes elegidos para la fabricación del iPad de quinta generación nos encontramos con que la tableta es 31 euros más barata en su fabricación que la de tercera generación.

Esto se traduce en un aumento de los márgenes de ingresos brutos por cada iPad Air vendido. En concreto, dados los distintos precios en función de los modelos lanzados y sus costes, se calcula que los márgenes brutos de la versión 16 GB solo WiFi son del 45% mientras que en la versión más cara (128 GB LTE) ascienden al 61%.