España, entre los países con menor cuota de mercado del iPhone

España, entre los países con menor cuota de mercado del iPhone

Redacción

Los usuarios españoles son reticentes a utilizar el iPhone. Así lo revela el último informe de Kantar Worldpanel, donde nuestro país se encuentra junto a Latinoamérica como regiones donde la presencia del terminal de Apple es más baja.

A pesar de que sigue creciendo la cuota de mercado del iPhone en España, su porcentaje es aún muy bajo en comparación con el que ostenta en otros países. Éstos son los casos de Estados Unidos, Australia o China, donde los porcentajes son más elevados que el actual 4,8% de adopción de iOS en nuestro país.

Hace dos años el 2,4% de los usuarios españoles de smartphones utilizaban algunos de los distintos modelos de iPhone. Con el actual índice la presencia del terminal de Apple se ha doblado. Sin embargo, la cuota está muy alejada de los otros países en los que iOS tiene menor presencia, Alemania e Italia. El porcentaje en ambos es del 10%, pero la tendencia ha sido a la baja en comparación con los datos del pasado año (4 puntos menos en Italia y 2 menos en Alemania).

El estudio también resalta que la presencia de iOS en China está decayendo. La pérdida de usuarios ha sido más drástica, ya que ha pasado del 20,2% al 13,8% en los últimos 12 meses. El motivo no es otro que la rápida adopción de smartphones locales con marcas como Xiaomi, ZTE, Lenovo, Huawei o Jiayu, cuyos terminales cuentan con Android como sistema operativo. Su calidad-precio es su gran estandarte frente al equipo de la manzana mordida.

Motivos para entender la situación del iPhone en España

De vuelta a nuestro país, parece claro el motivo del rechazo al iPhone. No es otro que su elevado precio en comparación con otros móviles del mercado. Podrá ser el equipo más potente, el que mejor diseño tenga y cuyo sistema operativo esté optimizado al máximo. Pocos discrepan en este sentido. Pero el móvil de Apple es demasiado caro para el nivel adquisitivo que tienen la mayoría de las familias españolas y para lo que suelen precisar de un smartphone.

La compañía de Cupertino es la primera que se vanagloria de su política de precios con afirmaciones como la de Tim Cook en la que señalaba que su firma "no está en el mercado de la basura". Ni siquiera el iPhone 5c, que buscaba ser el primer iPhone low cost, es un terminal barato. En tiempos de crisis económica galopante y con unas cifras de paro alarmantes parece bastante claro que los consumidores apuesten por productos más asequibles.

De cara al futuro la situación para Apple no parece muy halagüeña, pues el poder adquisitivo de los ciudadanos españoles seguirá estrechándose y tendrán más complicado acceder a bienes que, de continuar la situación del país en esta línea y la política de precios de la compañía, serán productos para una minoría privilegiada.