Google, dispuesta a subirse al carro de los smartwatches con su propio reloj

El próximo evento organizado por Google podría llegar con una sorpresa inesperada. Al margen del Nexus 5 y Android 4.4 KitKat la compañía podría presentar el Google Watch, el primer smartwatch de los de Mountain View y que vería la luz este mismo año.

Movilzona.es se hace eco de la posible presentación del primer reloj inteligente del gigante californiano. Según detallan las últimas filtraciones aparecidas en la Red la compañía estadounidense estaría ultimando un proyecto que se habría llevado en secreto durante los últimos meses, ya que hasta el momento no se había hablado de este posible Google Watch.

La gran baza de su alternativa a los dispositivos lanzados por Samsung o Sony pasaría por la integración de su nuevo servicio Google Now. Se trata de una aplicación que optimizará los resultados de búsqueda a nivel local con todo tipo de información útil que va desde los restaurantes cercanos a los horarios de autobuses. Este asistente personal se integraría en el smartwatch de la firma, ofreciendo otras funciones como la redacción de mensajes al dictado.

De este modo pretende dar una vuelta de tuerca al concepto de relojes inteligentes de otras compañías y que hasta el momento no han conseguido despegar en el mercado. Este servicio personalizado sería de lo más interesante de un equipo destinado a ser un complemento del smartphone o de las tabletas de los usuarios.

http://www.adslzone.net/content/uploads/2013/10/google-watch-cuerpo.jpg

Poco más se sabe al margen de este detalle del equipo, aunque la fuente de información también da pistas sobre su posible fecha de presentación. En concreto apunta a un evento programado para el 31 de octubre, por lo que llegaría poco tiempo después del Nexus 5 y la conferencia en la que mostrará la nueva versión de su sistema operativo Android.

Veremos si se confirma un rumor que de ser cierto podría suponer un espaldarazo a este tipo de dispositivos. Por ahora los usuarios no acaban de ver despertado el interés en estos equipos, pero el apoyo de gigantes como Google o Apple (así como un precio asequible) se antoja fundamental para que se conviertan en gadgets de gran demanda y no una mera moda pasajera.