El Gobierno achaca la crisis del cine español a la baja calidad de las películas

Ni la falta de subvenciones ni el IVA al 21% en taquilla. El Gobierno parece tener claro cuál es el problema del cine español. Según el ministro de Hacienda éste reside en la baja calidad de sus producciones, declaraciones que no han tardado en desatar la indignación en el sector.

Cristóbal Montoro vuelve a la actualidad tras unas polémicas palabras. El político del Partido Popular ha vuelto a atacar al maltrecho sector del cine en España con unas declaraciones que han dolido entre el colectivo implicado en este negocio. «Los problemas del cine no solo tienen que ver con las subvenciones, también con la calidad de las películas que se hacen y con su comercialización«, afirmaba el ministro en una entrevista en la Cadena SER.

Con una recaudación en taquilla que se ha desplomado en los últimos años y afectado gravemente por la crisis económica, el cine español vive su peor momento y en su opinión la falta de apoyo público y la subida del IVA al 21% para las entradas en taquilla han sido responsables en parte de la situación. Sin embargo, Montoro considera que «una actividad tan importante no puede depender únicamente de las subvenciones públicas». «No soy partidario de unas subvenciones excesivas a ningún tipo de actividad, sí de concederlas selectivamente», enfatizó.

Aunque no cerró la puerta a la rebaja del IVA cultural dentro de una futura reforma tributaria, la opinión de Montoro está muy clara y pasa por que el cine español es el máximo responsable de su propia situación. Esto choca con la postura de los productores de nuestro país, que consideran que el drástico recorte en las ayudas para la creación de películas es el motivo de que las producciones españolas hayan empeorado.

No es la primera vez que el ministro de Hacienda lanza un dardo envenenado a este sector. A comienzos de este año aseguró que «algunos de nuestros famosos actores no pagan impuestos en España», palabras que fueron criticadas con dureza por parte del colectivo.

Igualmente, las palabras sobre la calidad del cine han generado una gran polémica y son varias las figuras que han intentado contestar al político popular. «Es inaudito que un ministro de la responsabilidad de Montoro hable mal de una industria como el cine», afirmó Ramón Colom, presidente de la Federación de Productores Audiovisuales PROA. «El cine español no es mejor ni peor de calidad que el que se hace en Francia o Alemania, países donde también se ruedan películas que no se estrenan y donde también se incentiva el sector». «Al señor Montoro no le gusta el cine, tampoco se sabe qué películas ve, él descalifica y decide dañar a la industria audiovisual. Debe rectificar públicamente sus declaraciones o de lo contrario presentar la dimisión«, concluye.