Google lanza su nuevo servicio de supermercado para hacer la compra por Internet

Google Shopping Express. Así ha denominado el gigante californiano a su nuevo y llamativo servicio con el que pasa a ofrecer a los usuarios la posibilidad de hacer sus compras caseras por Internet y recibirlas en sus domicilios. Por ahora solo está disponible en San Francisco y en función de su éxito podría expandirse a otras ciudades y países.

Si hay una compañía que en los últimos años diversificado su negocio hasta sectores que en nada tienen que ver con su cometido inicial, ésa ha sido Google. Con más o menos acierto en algunos casos, el buscador ha pasado a ser mucho más que eso y ya le encontramos como líder del sector móvil con su sistema operativo Android, como vendedor de dispositivos Nexus o con múltiples servicios en la red que van desde Gmail a Google+ o su plataforma de Noticias o Mapas.

El mundo del comercio online es desde hace tiempo uno de sus objetivos. Tras un primer acercamiento hacia él con hace unos años Google Shopping (aunque no deja de ser un comparador de precios en varias tiendas de la Red) el buscador lanza ahora su servicio para hacer la compra por Internet y para que los usuarios la reciban cómodamente en sus hogares en cuestión de horas.

El supermercado online de la compañía, denominado Google Shopping Express, ha sido confirmado en el blog de la compañía. «Llevamos la velocidad de la web al mundo real y ayudamos al usuario a comprar en todas sus tiendas favoritas online desde un solo lugar y obteniendo lo que necesita en el mismo día», señala Tom Fallows, director del nuevo servicio que por ahora solo operará en la ciudad californiana de San Francisco.

Toys R Us, Blue BotleCoffee, Lucky, American Eagle, Guitar Center y Whole Foods Marke son algunas de las 15 primeras marcas que ofrecerán sus productos a través de Shopping Express. Se trata de un primer paso puesto que el buscador quiere ampliar este número de forma progresiva con la inclusión de más tiendas en los próximos meses.

Envíos gratuitos de forma promocional

En cuanto a las condiciones de venta, los productos estarán disponibles al mismo precio que en las tiendas y también habrá promociones para adquirirlos. Durante los seis primeros meses el envío será gratuito y a partir de entonces Google cobrará una cantidad por cada pedido. Asimismo, cabe subrayar que los usuarios podrán elegir la hora de las entregas y que podrán solicitarlas también a través de las aplicaciones para Android y iPhone que ha lanzado la compañía.

Por ahora parece un servicio muy local pero cuyas posibilidades son muy seductoras. En la actualidad es posible hacer la compra por Internet en numerosos supermercados, pero la ventaja del servicio será poder hacerla en distintas tiendas en un único paso. En caso de contar con una buena aceptación se expandirá a otras regiones de Estados Unidos, desde donde también podría dar el salto al extranjero. ¿Qué posibilidades de triunfar véis en el nuevo servicio de Google?