Recomendaciones para optimizar el funcionamiento de Windows

Recomendaciones para optimizar el funcionamiento de Windows

Claudio Valero

Con el paso del tiempo y con el uso, el rendimiento y el funcionamiento del sistema operativo Windows se ven resentidos. El sistema arranca más despacio y las tareas normales nos llevan más tiempo. Esto es problema de la fragmentación de los datos, aumento de aplicaciones instaladas, entradas obsoletas en el registro y carga de programas innecesarios al inicio. Por todo ello, os traemos una serie de recomendaciones para optimizar el funcionamiento de Windows.

En SoftZone han recopilado una serie de consejos para optimizar el rendimiento del sistema operativo Windows. En primer lugar, nos recomiendan verificar que los problemas de lentitud y bajo rendimiento no están causados por una infección de malware. Para ello, necesitaremos escanear el equipo con alguna solución de seguridad y utilizar algún programa adicional como Malwarebytes Antimalware. En caso de no estar infectados, podemos continuar con la optimización del sistema Windows.

Una vez que nos hayamos asegurado de que nuestro sistema no está infectado con malware será el momento de quitar programas innecesarios del Inicio de Windows. Para ello, accederemos a Inicio, Ejecutar y escribiremos msconfig. En la pestaña Inicio de Windows, desmarcaremos todos los que no queramos que se inicien con el sistema. Si una vez reiniciado el ordenador, queremos volver a activar alguno de ellos, bastará con repetir el proceso a la inversa.

Con el arranque limpio de Windows es momento de desinstalar programas que no utilicemos. Podemos hacerlo mediante la herramienta Agregar o quitar programas del propio Windows o recurriendo a aplicaciones de terceros como RevoUninstaller o Geek Uninstaller. Una vez hayamos decidido qué programas no vamos a utilizar más, los desinstalaremos para que dejen de ocupar espacio y consumir recursos inútilmente.

Con la desinstalación de programas seguro se habrán quedado muchas entradas obsoletas en el registro de Windows, que harán que el sistema se ralentice con el tiempo. Pare ello, optimizaremos el registro con herramientas como Ccleaner, capaz de limpiar el registro y eliminar archivos innecesarios del sistema.

También es muy importante que siempre tengamos actualizado el sistema operativo con los últimos parches de seguridad y que contemos con los controladores más recientes para nuestro hardware. Tener demasiados procesos consumiendo memoria RAM puede llegar a ser un problema, sobre todo en sistemas más antiguos. Para ellos, recomendamos la utilización de un sencillo programa denominado CleanMem.