Apple patenta un sistema para controlar objetos 3D sin tocar la pantalla

Apple patenta un sistema para controlar objetos 3D sin tocar la pantalla

Redacción

Una de las señas de identidad de Apple ha sido siempre su capacidad de innovación en el mercado tecnológico. Como demuestra un nuevo sistema patentado por la firma de Tim Cook, su objetivo en un futuro es mantener esta privilegiada posición. A continuación os detallamos cómo será la nueva tecnología 3D que ha registrado.

La Oficina de Patentes de Estados Unidos ya tiene registrada la última ocurrencia del gigante de Cupertino, denominada «Trabajar con objetos 3D«. Ésta permite generar y manipular un objeto tridimensional en la pantalla a través de gestos con la mano sin necesidad de tocar el panel táctil. Su objetivo sería integrarla en dispositivos como el iPhone y el iPad y quién sabe si el próximo salto revolucionario en el mercado pasará por esta tecnología.

El documento de la patente explica cómo el dispositivo sería capaz de detectar la localización de los dedos gracias a la combinación de unos sensores táctiles capacitivos y otros de proximidad integrados en el panel. Tras tocar la pantalla en la que aparecerían imágenes 2D, los objetos podrían transformarse en tres renders tridimensionales que se podrían mover con gestos en el aire, de modo que se trataría de una evolución del actual sistema táctil ampliando las capacidades de manipular objetos al generar tres ejes de control sobre cada objeto.

Como detalla el registro, para que sobresalga un prisma de un triángulo el usuario tendría que tocar el objeto bidimensional en la pantalla en tres puntos y «extraerlo» con un gesto fuera de la pantalla para darle el punto de vista 3D. El objeto generado corresponderá en tamaño a la distancia a la que haya desplazado sus dedos de la pantalla.

http://www.adslzone.net/content/uploads/2013/08/tactil.jpg

En el momento en que el usuario quiera dejar de manipular el objeto o deseleccionarlo bastará hacer una serie de gestos con los dedos como moverlos rápidamente alejados de la pantalla. Para reseleccionarlo tendría que volver a tocar la pantalla durante un determinado tiempo.

Una de las potenciales aplicaciones descritas en el documento es el denominado «Modo esculpir«. Éste tratará al objeto 3D como si estuviese hecho de plastilina y en función de los movimientos de nuestra mano pudiésemos variar su forma, estirarlo, encogerlo o hacer incisiones para darle el aspecto que más nos guste. Igualmente, la aplicación nos permitirá dotarlo de texturas y colores en su superficie para personalizarlo a nuestro modo. Incluso podremos utilizar la luz para dotarle de sombreados y brillos.

Por último, la tecnología hace mención al uso de gafas 3D esteroscópicas para hacer la experiencia aun más envolvente y que el objeto parezca proyectado fuera de la pantalla cual holograma. En definitiva, un sistema de lo más curioso y llamativo, pero cuya implementación aún parece lejana.