Un iPhone 5 explota al finalizar una llamada y causa daños en los ojos a su dueña

Nuevo y extraño percance físico de un usuario debido a un problema con su iPhone 5. En esta ocasión conocemos un incidente de la dueña de un terminal de Apple que asegura que su móvil explotó tras finalizar una llamada de modo que varios cristales de la pantalla le hirieron en los ojos.

Siguen siendo casos muy puntuales pero a lo largo de este verano hemos visto cómo aumentan de forma inusitada. Según leemos en Movilzona.es, la dueña de un iPhone 5 ha denunciado que su móvil ha sido el causante de varias heridas en sus ojos después de que varios pedazos de cristal le impactaran contra sus ojos después de una explosión repentina.

La víctima de este nuevo accidente afirma que tras realizar una llamada de alrededor de 40 minutos comprobó que la pantalla del terminal fabricado por Apple se había sobrecalentado más de lo habitual. Al intentar finalizar la llamada la pantalla táctil dejó de responder y sin dilación estalló en varios pedazos, despedidos algunos de ellos contra los ojos de la propietaria del terminal. Tal y como afirmó en los medios chinos, el único incidente que había tenido anteriormente con el móvil fue una caída previa que había dañado el cristal en su parte superior derecha.

Fue precisamente por esta parte de la pantalla por donde el móvil explotó. La noticia no ha tardado en llegar a la compañía de Cupertino, que ha iniciado ipso facto una investigación en torno al caso. No obstante, el representante posventa de la compañía en el país asiático señaló que este tipo de explosiones habitualmente no están cubiertas por la garantía del terminal.

Se trata de un incidente que estaría en la línea de lo sucedido en marzo de este mismo año, cuando otro usuario reportó que su iPhone había explotado después de una llamada. En cambio, diferiría de los últimos accidentes en los que el móvil de Apple ha estado presente: las electrocuciones de dos usuarios también en China. Como vimos en su momento, la utilización de un cargador no oficial habría estado detrás de dos casos en los que las consecuencias para sus propietarios fueron fatales, puesto que una falleció y el otro ingresó en coma en el hospital después de sendas descargas eléctricas.

Con el objetivo de evitar nuevos incidentes de este tipo Apple lanzó recientemente una campaña para que aquellos usuarios dueños de cargadores no oficiales los cambiasen por otros de la firma de Cupertino con un descuento de 10 dólares. Sin embargo, este problema parece no estar relacionado con el uso de ningún producto no oficial, por lo que veremos qué tipo de medidas emplea la compañía estadounidense para evitar futuros problemas similares.