LG G2 vs Samsung Galaxy S4

LG G2 vs Samsung Galaxy S4

Redacción

La reciente presentación del nuevo LG G2 nos deja un nuevo referente en el mercado en lo que a smartphone de máxima potencia se refiere. A continuación comparamos sus características con las del móvil Android de gama alta más vendido en los últimos meses, el Galaxy S4.

Nuestros compañeros de Androidayuda.com publican una primera comparativa entre el nuevo LG G2 y el Samsung Galaxy S4. La nueva apuesta de LG busca asentarse en una gama donde la competencia entre terminales Android es muy elevada al margen de la presencia del iPhone 5. Para ello, la firma surcoreana se ha volcado con la potencia y el rendimiento que es capaz de ofrecer el terminal recién presentado.

Pantalla y diseño

En los dos últimos años hemos observado la tendencia con la que las compañías aumentan de forma progresiva el tamaño de las pantallas (y dimensiones) de sus terminales. Si el Galaxy S4 cuenta con 4,99 pulgadas de tamaño en su panel de 1920 x 1080 píxeles de resolución, en el caso del LG G2 el fabricante ha ido un paso más allá y se trata de un equipo con display de 5,2 pulgadas con la misma resolución de su competidor. AMOLED y LCD IPS son las tecnologías de uno y otro.

En lo que se refiere a sus formas estamos ante dos terminales similares en su acabado curvo. LG abandona las líneas rectas de la gama Optimus y ofrece una innovadora tecla en su parte trasera denominada Rear Key con la que activamos el volumen, la función QuickMemo o la cámara y que sustituye a los botones laterales. Su grosor es de 8,9 mm, 1 mm más que el del S4, cuyas formas también son muy similares y su acabado está realizado igualmente en plástico.

http://www.adslzone.net/content/uploads/2013/08/LG-G2-0120130807152157315.jpg

Procesador y RAM

LG ha optado por uno de los procesadores con mejor rendimiento del mercado, el Qualcomm Snapdragon 800. Con cuatro núcleos a 2,26 GHz, es un modelo más avanzado que el Snapdragon 600 quad core a 1,6 GHz que se integra en el Galaxy S4. Por lo que respecta a la memoria RAM, ambos cuentan con 2 GB, pero en el caso del LG G2 tiene una GRAM dedicada a los gráficos para sacar un mayor rendimiento en este apartado.

Cámaras

En este punto encontramos más nivelado el emparejamiento. Su cámara principal cuenta con sensor de 13 megapíxeles, mientras que la frontal ronda los 2 megapíxeles. Conforme avancen las semanas y veamos las capturas y vídeos Full HD (1080p) que es capaz de captar de tomar y grabar el terminal de LG podremos tener más datos para comparar.

Capacidad de almacenamiento y batería

El LG G2 se encuentra disponible en dos versiones, de 16 y 32 GB. A diferencia de su rival, no cuenta con la siempre bienvenida ranura micro SD, por lo que solo puede ampliar su capacidad de almacenamiento apoyándose en la nube. En cambio, esto no sucede con el equipo de Samsung, en versiones de 16, 32 y 64 GB. Respecto a la batería, la balanza se inclina del lado de LG, al optar por una con capacidad de 3.000 mAh frente a los 2.200 mAh del Galaxy S4. Si a ello le sumamos el mejor procesador del nuevo terminal, es de esperar que ofrezca una mayor autonomía.

http://www.adslzone.net/content/uploads/2013/07/Samsung-Galaxy-S4.jpg

Software y conectividad

Los dos equipos apuestan por Android 4.2.2 Jelly Bean. A las funciones Smart Stay, Smart Scroll, Air View y Air Gesture o S Translator del S4 contesta LG con opciones como Answer Me, Plug & Pop, Quick Remote o Guest Mode, por lo que ambos equipos vuelven a quedar empatados. Por último señalar que los dos cuentan con máxima conectividad ya que son capaces de acceder a las nuevas redes LTE al margen de las clásicas conexiones 3G y WiFi.

Precio y disponibilidad

Aunque el S4 llegó al mercado por 699 euros ya es posible adquirirlo por debajo de los 500 euros. Esto sí resulta una ventaja si comparamos con el G2, cuyo precio de partida se estima superior a los 600 euros dadas sus características. Sobre la disponibilidad del recién presentado, se espera que en breve los operadores empiecen a incluirlo en sus catálogos de gama alta y anunciar distintos planes de precios.