El bloqueo de webs P2P se impone en Europa pero no en España

El bloqueo de webs P2P se impone en Europa pero no en España

Redacción

La lucha contra la llamada «piratería» se endurece en Europa. El bloqueo de páginas web de enlaces y buscadores de archivos torrent se impone como principal medida impulsada por los gobiernos salvo en España, donde la Ley Sinde no ha conseguido los «logros» de sus vecinos europeos.

Acceder a isoHunt desde territorio italiano es ya imposible. El popular buscador de enlaces a archivos que circulan en la red BitTorrent ha sido bloqueado en el país debido a una orden dictada por el Tribunal de Milán con la que obliga a los operadores del país a impedir el acceso a la web a los internautas.

La polémica decisión proviene tras la denuncia realizada por la FIMI (Federación de la Industria de la Música Italiana), en la que señalaba que isoHunt estaba costándole a este sector millones de euros. La Justicia del país ha atendido a su petición y ha decidido que los operadores bloqueen tanto el dominio como la dirección IP para acceder a la web, por lo que no es posible visitar la página, lo que ha sido considerado como un ataque a la libertad de expresión por parte de un colectivo anticensura italiano.

La medida es similar a las que se están produciendo en otros países del continente. El más incisivo con este tipo de acciones está siendo Reino Unido, país que ha tomado medidas similares con otro de los grandes portales P2P como es The Pirate Bay además de bloquear otras webs que nada tienen que ver con la «piratería» como son las pornográficas. La presión de las industrias discográficas y del cine ha sido fundamental para que el Gobierno de David Cameron opte por unos bloqueos que también se han dado en Países Bajos o Grecia sin olvidar EEUU como referente a la hora de censurar estas webs con más o menos efectividad.

El caso de España y su fallida Ley Sinde

Cuesta creer que este tipo de medidas no hayan sido importadas aún a España. La Ley Sinde-Wert, el arma de la industria y el Gobierno contra la «piratería», incluye la posibilidad de bloquear webs alojadas fuera del territorio español que enlacen a contenidos que supuestamente infrinjan los derechos de autor. Sin embargo, la efectividad de la norma ha sido nula sin que este tipo de webs hayan sido bloqueadas en nuestro país.

La intención de los poderes Ejecutivo y Judicial pasa por impulsar mayores restricciones y facilitar el bloqueo de estas webs, pero la fecha de aplicación parece aún lejana. Además, cabe tener en cuenta que por mucho que bloqueen, las alternativas para acceder a páginas censuradas son muy amplias (desde redes privadas virtuales VPN a herramientas como Immunicity) por lo que sería recomendable que el Gobierno y la industria cultural se centrasen en combatir las descargas con la mejor alternativa posible: una oferta legal amplia y asequible.