Las ventas del iPhone siguen en máximos mientras el iPad sufre un ligero retroceso

Apple presentó los resultados cosechados en el segundo trimestre del año. En ellos se observa cómo el iPhone sigue guiando a la compañía hacia beneficios millonarios dado el gran número de ventas experimentado. Por contra, su tableta mostró un comportamiento más discreto.

El iPhone sigue siendo el motor de Apple. Las ventas del smartphone de la compañía han sido lo más destacado de unos resultados trimestrales en los que se observó un ligero descenso en los beneficios operativos respecto a periodos anteriores, aunque siguen siendo muy altos.

En concreto, las ventas del iPhone 5 y el modelo 4S alcanzaron los 31 millones de unidades en solo tres meses, lo que supone un aumento respecto al mismo periodo (abril-junio) del año anterior, en el que vendió 26 millones. La cifra, en cambio, es inferior a la lograda en el primer trimestre del año, en el que las ventas del terminal ascendieron a 37,5 millones. El descenso entre un trimestre y otro fue menor que en 2012.

Por su parte, el iPad tuvo un comportamiento menos exitoso que en anteriores trimestres. La tableta de los de Cupertino se quedó en los 14 millones, lo que supone 3 millones menos que en el mismo periodo de 2012 y 5,5 millones menos que en el primer trimestre de 2013, pero que no deja de ser un alto volumen de ventas. No obstante, el dato sorprende puesto que en esta ocasión Apple compite en este mercado con dos modelos como son el iPad Mini y el modelo de cuarta generación en la gama alta. En cualquier caso, aunque la competencia Android cada vez es mayor, ningún fabricante del mundo llega a sus cifras con únicamente dos versiones de un tablet, por lo que sigue siendo la firma con mayores ventas en este mercado.

En cuanto a las cifras económicas, el beneficio neto trimestral fue de 6.900 millones de dólares (5.219 millones de euros) lo que supone un descenso si se compara con los 8.800 millones de dólares (6.600 millones de euros) que ganó en el mismo periodo de un año antes. El 57% de las ventas trimestrales se realizaron fuera de EEUU, lo que significa una ligera caída respecto al trimestre anterior, en el que este porcentaje alcanzaba el 66%.

La falta de algún nuevo producto explica para algunos analistas un retroceso que, por otro lado, no es preocupante ya que se espera que en los próximos meses vuelva a crecer. Tras el verano se esperan nuevos terminales, entre los que cabe destacar la versión low cost del iPhone que según los expertos podría reimpulsar los beneficios de la compañía a niveles de récord.