El roaming de España fuera de la Unión Europea alcanza precios desorbitados

El roaming de España fuera de la Unión Europea alcanza precios desorbitados

Claudio Valero

Un nuevo estudio realizado por la Asociación Europea de Reguladores de Telecomunicaciones, BEREC por sus siglas, muestra como España es el país con el roaming más caro fuera del territorio de la Unión Europea. El precio medio de realizar llamadas alcanza los 2,03 euros por minuto mientras que en otros países europeos es de 1,25 euros el minuto. Estos desorbitados precios nos colocan como el país con el roaming más caro de Europa.

BEREC, la Asociación Europea de Reguladores de Telecomunicaciones, ha publicado un estudio sobre el precio del roaming de los países de la Unión Europea que pone de manifiestos los desorbitados precios que impone España cuando sus ciudadanos realizan llamadas desde el extranjero. Después de la llegada de la “Eurotarifa” que busca armonizar y limitar los precios máximos dentro de la Unión Europea, es el turno de analizar que ocurre cuando viajamos más lejos y salimos de Europa.

Antes de nada vamos a volver a repasar los límites que entran en vigor a partir del 1 de julio para llamadas dentro de las fronteras de la Unión. El máximo cuando realizados una llamada es de 24 céntimos el minuto mientras que nos costará 7 céntimos el minuto recibir una llamada. Los SMS tienen un coste de 8 céntimos y las conexiones de datos un máximo de 45 céntimos por mega consumido.

Fuera de la Unión Europea estos precios no tienen ninguna validez y es donde el estudio de BEREC se centra. Son tres los puntos donde nuestro país sale muy mal parado. En primer lugar, tenemos el precio más caro de la Unión al realizar llamadas desde fuera de ella. La media europea es de 1,25 euros el minuto mientras que la de España asciende hasta 2,03 euros.

Recibir llamadas fuera de la Unión Europea es hasta un 360% más caro para los españoles que para el resto. La recepción de llamadas se tarifa a 0,51 céntimos el minuto de media en Europa y nosotros tenemos que pagar 1,84 euros el minuto. Es más, de los 30 países del estudio, solo España supera el euro por minuto al recibir llamadas.

Por último, el precio de los mensajes es hasta tres veces más caro que la media europea, ya que pagamos 0,31 euros por mensaje mientras que la media es de solo 0,12 euros. En este punto no somos el país más caro, nos supera Estonia y Portugal con 0,40 y 0,48 euros el mensaje de texto.

Os dejamos un cuadro resumen de los precios realizado por la OCU: