Veremos tablets con Windows 8 por 200 euros

Veremos tablets con Windows 8 por 200 euros

Redacción

Paul Otellini, CEO de Intel, se ha mostrado confiado en el despegue de Windows 8 y las tabletas con este sistema operativo. El directivo ha adelantado que éste será posible gracias a la pronta aparición en el mercado de dispositivos W8 por un precio asequible, sobre los 200 euros, para competir así con los tablets Android.

El precio de los nuevos tablets con la plataforma de Microsoft ha sido el principal hándicap para su evolución positiva en el mercado. Así se entienden las bajas ventas, por ejemplo, de Surface, la tableta de los de Redmond. A pesar de contar con unas buenas prestaciones, no ha conseguido atraer al gran público debido por el citado factor. Muchos usuarios han preferido optar por equipos Android o el iPad, con un precio similar y un mayor número de aplicaciones.

Pero este obstáculo desaparecerá este mismo año. Otellini cree que su compañía contribuirá al relanzamiento de estos tablets gracias a su chip Bay Trail, evolución de los procesadores ATOM que no solo servirá para dar un salto cualitativo optimizando el rendimiento, sino que además abaratará la producción de los equipos que lo integren. Igualmente, promete que estos dispositivos ganarán en ligereza y autonomía, reduciendo su grosor a los 8 milímetros.

«Los equipos que utilicen los procesadores ultradelgados Bay Trail van a bajar de precio hasta los 200 dólares«, señala el consejero delegado de Intel. De este modo, el chip apunta a ser una auténtica revolución en el sector, puesto que por mucho menos ofrecerá el doble en lo que a potencia se refiere.

No obstante, el mencionado procesador no funcionará en exclusiva con la plataforma de la firma estadounidense. Bay Trail también puede ser utilizado por los fabricantes Android para ser más competitivo, algo que ya ha demostrado Lenovo. Su phablet K900 es el ejemplo de ello, puesto que ha logrado una potencia similar a la del nuevo Samsung Galaxy S4 con este componente, ofreciendo el terminal a un precio notablemente inferior al del móvil de los surcoreanos (400 euros frente a los casi 700 del S4).

Así pues, su irrupción en el mercado es vista como un nuevo motor de dinamización. Aunque también será aprovechado por los equipos Android, se puede considerar como el punto de inflexión que necesita Windows 8 para tomar el impulso definitivo en el mercado y competir así con equipos como el Nexus 7 o el Kindle Fire HD, potentes a la par que económicos. Veremos quién tira la primera piedra y ofrece un tablet W8 por menos de 200 euros. ¿Será la propia Microsoft con un nuevo modelo de Surface con pantalla de 7 pulgadas?