Google cede a las presiones de la industria y facilita la retirada de enlaces piratas

Google impulsa su compromiso contra la «piratería«. El buscador ha eliminado obstáculos para que los titulares de derechos de autor puedan pedirle la eliminación de enlaces a contenidos que consideren infractores. Solo la última semana se produjeron 4,4 millones de solicitudes de este tipo.

La industria cultural y del entretenimiento ha conseguido sumar a su causa a Google. El buscador, que según este sector hace solo unos meses «perpetuaba la piratería en Internet«, se muestra ahora como su gran aliado. De un tiempo a esta parte se cuentan por millones las peticiones de enlaces a retirar, dado que consideran que eliminando su visibilidad del mayor buscador de la Red conseguirán bajar los índices de infracciones a su propiedad intelectual.

No obstante, hasta ahora tenían algunos frenos puestos por Google que la propia compañía ha decidido levantar. Hasta ahora limitaba el número de peticiones al día para la retirada de enlaces, pero gracias a las presiones recibidas el buscador ha eliminado esta restricción, tal y como ha confirmado un portavoz de Google a Torrentfreak. Asimismo, de cara a proteger sus sistemas de problemas técnicos han mejorado el uso de las herramientas automáticas para la eliminación de enlaces que tienen organizaciones como la RIAA y BPI (que representan a la industria discográfica estadounidense y británica respectivamente) así como para el grupo holandés antipiratería BREIN. Según Google, han tenido un buen comportamiento a la hora de utilizarlas.

Desde la RIAA aplauden esta decisión. «Google ha evolucionado de forma muy positiva en los procesos de retirada de contenidos infractores y deseamos seguir trabajando con ellos para seguir avanzando en esta dirección», admite su portavoz, Jonathan Lamy.

Por otro lado, cuestinado sobre los posibles abusos que podrían impulsar sus nuevas medidas, el buscador señala que la mayoría de los dados hasta la fecha se han cometido «por error». Incluso, la industria ha llegado a reclamar la retirada de sus propios contenidos por equivocación. En cualquier caso, desde el buscador aseguran que seguirán prestando mucha atención a las prácticas de retirada para evitar posibles excesos.

Pronto veremos en qué se traduce la eliminación de estas restricciones, pero no resulta difícil imaginar que se multiplicarán las solicitudes de retirada, muchas de las cuales se harán de forma automática con las herramientas que tiene en su poder la industria. Ya en el último año se incrementaron un 1.500% los enlaces eliminados por este motivo en nombre de la protección de los derechos de autor.