Más de la mitad de las nuevas altas en banda ancha son con fibra de Movistar

Los últimos datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) confirman la gran evolución vivida por las conexiones de fibra óptica en España gracias a Movistar. El operador lideró la captación de usuarios de banda ancha en el último mes de 2012 con una importante presencia de líneas FTTH.

Un nuevo récord en la alta velocidad

 

De récord en récord. Así podría resumirse 2012 para Movistar en lo que respecta a su crecimiento en el mercado de la banda ancha ultrarrápida. El operador histórico empieza a sacar sus frutos del despliegue masivo de la red de fibra óptica hasta el hogar (FTTH en sus siglas en inglés). No en vano, acapara el 97% de las conexiones con esta tecnología en nuestro país, todo ello gracias a una infraestructura que a finales del pasado año se estimaba en 3 millones de hogares.

Según la nota mensual de diciembre del pasado año publicada por la CMT, la red de nueva generación del operador fue clave para entender el aumento en el número de conexiones de banda ancha. Más de la mitad de las nuevas líneas contratadas (un 53,6%) fueron conexiones de fibra. Gracias a las 22.727 nuevas conexiones de este tipo, mayoritariamente los 100 megas de Movistar, el parqué de líneas FTTH superó las 332.000. En los datos globales del año encontramos que número total de conexiones de fibra activas en España se dobló en cuestión de 12 meses.

Esta cantidad en el mes de diciembre permitió a Movistar liderar la cuota de ganancia de líneas en banda ancha, siguiendo la tendencia que ya se vio en el mes anterior. En total, se hizo con 42.708 líneas de banda ancha, una cifra muy por delante de la lograda por los operadores alternativos, ya que Orange, Jazztel y Vodafone acapararon 10.080 líneas. El lanzamiento de la oferta convergente Movistar Fusión y la buena acogida de la fibra se antojan claves para entender este cambio en la progresión de unos y otros.

http://www.adslzone.net/content/uploads/2013/02/fibramovistarcmt.png

Por su parte, los operadores de cable perdieron 10.480 líneas en el último mes del año. Así, su cuota de mercado queda fijada en el 18,71%. Por delante encontramos el porcentaje de los operadores alternativos, del 32,96%, y el de Movistar, que creció ligeramente desde el mes anterior para establecerse en el 48,33%.